Generalmente, las heces verdes son el resultado de un alimento ingerido, como la espinaca. Ciertos medicamentos y suplementos de hierro también pueden causar heces verdes.

La primera deposición de los recién nacidos es de color verde oscuro y se denomina meconio; los lactantes suelen producir heces amarillas y verdes. Es poco frecuente que los niños mayores y los adultos produzcan heces verdes. Rara vez son motivo para preocuparse.

Sept. 19, 2015