Los términos «fasciculaciones oculares», «espasmos del párpado» y «blefaroespasmo» son términos que se utilizan para hacer referencia a tres trastornos diferentes. Cada uno tiene causas distintas y no están interrelacionados.

Las fasciculaciones oculares (mioquimias) afectan el párpado solamente. Pueden afectar la parte superior o inferior del párpado, aunque solo un ojo a la vez. Las fasciculaciones oculares pueden ser desde prácticamente imperceptibles hasta molestas. Las fasciculaciones generalmente desaparecen en un período breve, pero pueden reaparecer en el transcurso de algunas horas, días o un tiempo más prolongado.

El blefaroespasmo primario benigno comienza como un parpadeo más frecuente en ambos ojos y puede avanzar hasta terminar con los ojos completamente cerrados. Este tipo de fasciculación ocular es relativamente poco frecuente, aunque puede ser sumamente grave y afectar todos los aspectos de la vida de quien la padece.

Los espasmos hemifaciales son fasciculaciones de los músculos de un lado del rostro, incluido el párpado.

Jan. 21, 2016