La eosinofilia ocurre cuando el nivel de eosinófilos es superior al normal. Los eosinófilos son un tipo de glóbulos blancos que combaten enfermedades. Este trastorno indica con mayor frecuencia una infección parasitaria, una reacción alérgica o cáncer.

Se puede tener niveles altos de eosinófilos en la sangre (eosinofilia en sangre) o en tejidos en el sitio de una infección o inflamación (eosinofilia tisular).

La eosinofilia tisular se puede encontrar en muestras tomadas durante un procedimiento de exploración o en muestras de determinados líquidos, como la mucosidad de los tejidos nasales. Si tienes eosinofilia tisular, es probable que tu nivel de eosinófilos en el torrente sanguíneo sea normal.

La eosinofilia en sangre puede detectarse por medio de un análisis de sangre, generalmente como parte de un hemograma completo. Un valor superior a 500 eosinófilos por microlitro de sangre se suele considerar eosinofilia en adultos. Un valor superior a 1500 eosinófilos por microlitro de sangre que persiste durante varios meses se denomina «hipereosinofilia».

Sept. 29, 2016