Los mareos pueden abarcar desde un desmayo breve a un trastorno de equilibrio grave que hace que el funcionamiento normal sea imposible. En adultos mayores de 60 años, aproximadamente un 20 por ciento ha padecido un episodio de mareo que afectó sus actividades habituales.

Los mareos pueden sentirse como:

  • Aturdimiento, como si perdieras el conocimiento
  • Inestabilidad o pérdida del equilibrio
  • Sensación falsa de que tú o tus alrededores giran o se mueven (vértigo)
  • Sensación de que la cabeza flota, da vueltas o está oprimida

Los mareos a menudo son temporales y desaparecen sin tratamiento. Cuando hables con el médico sobre tu enfermedad, trata de describir tus síntomas específicos, cómo te sientes cuando comienza el mareo y, una vez que haya pasado, qué lo provoca y cuánto dura. Esto ayudará al médico a diagnosticar la causa y tratarla.

Aug. 07, 2015