Considera los riesgos y beneficios de los corticosteroides, como la prednisona, cuando elijas un medicamento.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los medicamentos corticosteroides — incluyendo la cortisona, la hidrocortisona y la prednisona — son útiles para tratar muchos problemas como es el caso de sarpullido, lupus y asma. Pero estos medicamentos también implican un riesgo de efectos secundarios graves. Trabajando junto con tu médico puedes tomar medidas para reducir estos efectos secundarios y lograr que los beneficios del tratamiento con corticosteroides sean mayores que los riesgos.

Los corticosteroides imitan los efectos de las hormonas que produce tu cuerpo de forma natural en tus glándulas suprarrenales, las cuales se encuentran en la parte superior de tus riñones. Cuando se prescriben en dosis que exceden los niveles usuales de tu cuerpo, los corticosteroides eliminan la inflamación. Esto puede reducir los signos y síntomas de las enfermedades inflamatorias como la artritis y el asma.

Los corticosteroides también inhiben el sistema inmunitario, lo que puede ayudar a controlar las enfermedades en las que el sistema inmunitario ataca por error sus propios tejidos.

Los medicamentos corticosteroides se usan para tratar artritis reumatoide, lupus, asma, alergias y muchas otras enfermedades. También tratan la enfermedad de Addison, en la que las glándulas suprarrenales no son capaces de producir ni la más mínima cantidad de corticosteroides que el cuerpo necesita. Y estos medicamentos también ayudan a inhibir el sistema inmunitario para prevenir el rechazo de un órgano en los receptores de trasplante.

Puedes tomar corticosteroides:

  • Por vía oral. Las tabletas, cápsulas o jarabes ayudan a tratar la inflamación y el dolor asociado con ciertas enfermedades crónicas, como artritis reumatoide y lupus.
  • Por inhalador y aerosol intranasal. Estas formas ayudan a controlar la inflamación relacionada con asma y alergias nasales.
  • De forma tópica. Las cremas y ungüentos pueden ayudar a sanar muchos problemas de la piel.
  • Por inyección. A menudo se utiliza esta forma para tratar los signos y síntomas de los músculos y articulaciones, como el dolor e inflamación de la tendinitis.

Los corticosteroides implican un riesgo de efectos secundarios, algunos de los cuales pueden ocasionar graves problemas de salud. Cuando sabes qué efectos secundarios son posibles, puedes tomar medidas para controlar su impacto.

Efectos secundarios de los corticosteroides orales
Debido a que los corticosteroides afectan a tu cuerpo entero y no a una sola área en particular, es más probable que esta vía de administración ocasione efectos secundarios importantes. Los efectos secundarios dependen de la dosis de medicamento que recibas y pueden incluir:

  • Presión elevada en los ojos (glaucoma)
  • Retención de líquidos, ocasionando inflamación en la parte baja de las piernas
  • Presión arterial alta
  • Problemas con el humor, memoria, comportamiento y otros efectos psicológicos
  • Aumento de peso, con depósitos de grasa en tu abdomen, cara y nuca

Cuando tomas corticosteroides orales a largo plazo, puedes experimentar:

  • Opacidad en el cristalino en uno o ambos ojos (cataratas)
  • Alto nivel de azúcar en la sangre, lo cual puede desencadenar o empeorar la diabetes
  • Un mayor riesgo de padecer infecciones
  • Debilitamiento de los huesos (osteoporosis) y fracturas
  • Inhibición en la producción de hormonas de la glándula suprarrenal
  • Adelgazamiento de la piel, hematomas y cicatrización de heridas más lenta

Efectos secundarios de los corticosteroides inhalados
Cuando usas corticosteroides inhalados, se puede depositar en tu boca y garganta un poco del medicamento en lugar de hacerlo en tus pulmones. Esto puede ocasionar:

  • Infección por hongos en la boca (candidiasis oral)
  • Ronquera

Si haces gárgaras y te enjuagas la boca con agua — no la tragues — después de cada aspiración en tu inhalador de corticosteroides, puedes evitar la irritación en la boca y garganta. Algunas investigaciones han especulado que los medicamentos de corticosteroides inhalados pueden retrasar el índice de crecimiento en los niños que los usan para el asma.

Efectos secundarios de los corticosteroides tópicos
Los corticosteroides tópicos pueden ocasionar piel delgada, enrojecimiento en la piel y acné.

Efectos secundarios de los corticosteroides inyectados
Los corticosteroides inyectados pueden causar efectos secundarios temporales cerca del sitio de la inyección. Estos pueden incluir adelgazamiento de la piel, pérdida de color en la piel, enrojecimiento facial, insomnio y alto nivel de azúcar en la sangre. Los médicos a menudo limitan las inyecciones de corticosteroides a tres o cuatro al año, dependiendo de la situación de cada paciente.

Para obtener los mayores beneficios de los medicamentos corticosteroides con el menor riesgo:

  • Intenta dosis más pequeñas o dosis intermitentes. Las formas más nuevas de corticosteroides vienen en varias concentraciones y duración de acción. Pregunta a tu médico acerca de usar bajas dosis, medicamentos a corto plazo o tomar corticosteroides orales día por medio en lugar de todos los días.
  • Cambia a formas de dosificación no orales de corticosteroides. Por ejemplo, los corticosteroides inhalados para el asma llegan directamente a la superficie de los pulmones, reduciendo la exposición del resto de tu cuerpo a ellos y ocasionando menos efectos secundarios.
  • Toma decisiones saludables durante el tratamiento. Cuando tomes medicamentos corticosteroides durante mucho tiempo, habla con tu médico acerca de las formas de minimizar los efectos secundarios. Consume una dieta saludable y participa en actividades que te ayuden a mantener un peso saludable y que fortalezcan tus huesos y músculos.
  • Ten cuidado cuando suspendas el tratamiento. Si tomas corticosteroides orales durante mucho tiempo, tus glándulas suprarrenales pueden producir menos hormonas esteroides naturales. Tu médico puede reducir tu dosis de forma gradual para darles tiempo a tus glándulas suprarrenales a que recuperen esta función. Si se reduce la dosis muy rápido, puedes experimentar fatiga, dolores en el cuerpo y vértigo.
  • Usa una pulsera de alerta médica. Se recomienda tener esta identificación o una similar si has estado usando corticosteroides durante mucho tiempo.
  • Hazte revisiones médicas regulares. Si estás haciendo un tratamiento con corticosteroides a largo plazo, visita a tu médico de forma regular para verificar que no tengas efectos secundarios.

Los corticosteroides pueden ocasionar una serie de efectos secundarios. Sin embargo, también pueden aliviar la inflamación, el dolor e incomodidad de muchas enfermedades y problemas diferentes. Si trabajas junto con tu médico para tomar decisiones que minimicen los efectos secundarios, puedes obtener importantes beneficios con un menor riesgo de padecer dichos problemas.

Nov. 26, 2015