Historia

El cuidado de los niños ha sido una prioridad en Mayo Clinic desde sus primeros días de funcionamiento en Rochester, Minnesota. En el año 1896, los hermanos Mayo utilizaron su primer equipo de rayos X para ayudar un niño que había tragado una hebilla abierta. La nueva tecnología de aquel entonces les permitió localizar la hebilla y planificar con éxito su extracción.

Mayo Clinic fue uno de los centros médicos pioneros en la organización de la práctica pediátrica. Muchas de las primeras prácticas pediátricas en Mayo se centraban en tratar infecciones de la niñez, huesos quebrados y malformaciones físicas.

Un regalo para los niños

La construcción de Eugenio Litta Children's Hospital (Hospital de Niños Eugenio Litta) de Mayo Clinic estuvo financiada casi completamente por donaciones privadas, entre las que se incluye una donación de Litta Foundation (Fundación Litta).

En el año 1948, el joven Eugenio Litta abandonó su ciudad natal en Italia para emprender un viaje al exterior con su familia. Se embarcaron con el deseo de disfrutar momentos de alegría juntos. Sin embargo, durante el viaje, Eugenio se enfermó repentinamente y murió antes de que el barco pudiera llegar a puerto.

Aquellos que quisieron a Eugenio nunca lo olvidaron. Para honrar su memoria y para ayudar a proporcionar atención médica destacada para niños de todas partes del mundo, se otorgaron contribuciones para crear Eugenio Litta Children's Hospital de Mayo.

Hoy, en el siglo XXI, Eugenio Litta Children's Hospital de Mayo sigue adelante con la tradición de Mayo Clinic de proporcionar un servicio de excelencia.