Ilustración del oído interno y del equilibrio

Los canales semicirculares y los órganos otolíticos (sáculo y utrículo) en tu oído interno contienen fluido y sensores finos como vellos que te ayudan a mantener tus ojos enfocados en un objetivo cuando tu cabeza está en movimiento y ayuda a mantener tu equilibrio.