Salud femenina: Cómo prevenir las amenazas más comunes

Las mayores amenazas para la salud femenina a menudo se pueden prevenir. Aquí está lo que necesitas saber para vivir una vida más prolongada y saludable. Escrito por personal de Mayo Clinic

Muchos de los peligros más importantes que amenazan la salud de las mujeres se pueden prevenir, si sabes cómo hacerlo. Según las estadísticas de los Centers for Disease Control and Prevention, las causas principales de muerte en mujeres adultas en EE. UU. incluyen enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, cáncer y enfermedades respiratorias del tracto inferior crónicas.

Toma la iniciativa de cuidar tu salud y consulta con tu médico acerca de los factores de riesgo para estas afecciones. Luego, comprométete a reducir el riesgo.

Controla las afecciones crónicas y realízate los estudios recomendados

Si tienes problemas de salud, como colesterol alto, hipertensión o diabetes, que aumenten el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular, sigue las indicaciones de tu médico. También asegúrate de preguntarle a tu médico cuándo debes realizarte mamografías y otros estudios para la detección del cáncer.

Adopta un estilo de vida más saludable

Si bien no puedes eliminar los factores riesgo como los antecedentes familiares, sí puedes controlar otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y cáncer. Por ejemplo:

  • No fumes. Si fumas o consumes otros productos con tabaco, pide a tu médico que te ayude a dejarlo. También es importante evitar la exposición al humo de otros fumadores.
  • Sigue una dieta saludable. Elige vegetales, frutas, granos enteros, comidas con mucha fibra y fuentes de proteína sin grasas, como el pescado. Limita el consumo de grasas saturadas, azúcar y sodio agregados.
  • Mantén tu peso en un nivel saludable. Al perder el exceso de peso, y no volver a ganarlo, reduces el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y varios tipos de cáncer.
  • Ponte en movimiento. Que tu rutina diaria incluya actividad física. Sabes que el ejercicio puede ayudarte a controlar tu peso y disminuir el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón o un accidente cerebrovascular. Pero, ¿sabías que también puede reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer? Realiza actividades que disfrutes, como salir a caminar o tomar calases de danza.
  • Limita el consumo de bebidas alcohólicas. Si decides beber alcohol, hazlo con moderación. Para las mujeres, esto implica no más de un vaso por día. El riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer, como cáncer de mama o de hígado, puede ser mayor dependiendo de la cantidad de alcohol que consumas y el tiempo que lleves consumiéndolo de manera regular.
  • Controla el estrés. Si sientes que siempre estás "al borde" o ansioso, tus hábitos cotidianos pueden verse afectados, y también tu sistema inmune. Toma las medidas necesarias para reducir el estrés o aprende a lidiar con él de forma saludable.
Aug. 17, 2013 See more In-depth