Pérdida de peso: 6 estrategias para lograrlo

Sigue estas estrategias comprobadas para perder peso y mejorar tu salud.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Hay cientos de dietas de moda, programas para adelgazar y, directamente, fraudes que prometen una pérdida de peso rápida y fácil. Sin embargo, la base para lograr adelgazar sigue siendo una dieta saludable de bajas calorías, combinada con un aumento en la actividad física. Para lograr adelgazar a largo plazo, debes hacer cambios permanentes en tu estilo de vida y hábitos de salud.

¿Cómo se hacen esos cambios permanentes? Te recomendamos seguir estas seis estrategias para adelgazar.

1. Comprometerse

La pérdida de peso a largo plazo lleva tiempo y esfuerzo,— y un compromiso constante. Asegúrate de estar listo para hacer cambios permanentes y de hacerlos por los motivos correctos.

Para mantenerte comprometido con tu pérdida de peso, debes concentrarte. Cambiar los hábitos requiere mucha energía mental y física.

Por lo tanto, cuando planifiques nuevos cambios en tu estilo de vida para bajar de peso, piensa cómo manejar primero otras situaciones que te generen estrés, como problemas financieros o conflictos de pareja. Aunque tal vez no logres solucionar estos problemas por completo, si los controlas mejor aumentará tu capacidad de concentrarte en alcanzar un estilo de vida más saludable. Cuando estés listo para comenzar con tu plan para adelgazar, fija una fecha de inicio y — comienza.

2. Encuentra tu motivación interior

Nadie más puede hacerte bajar de peso. Debes emprender por ti mismo cambios en la dieta y el ejercicio. ¿Qué es lo que te dará el impulso necesario para no abandonar tu plan para adelgazar?

Haz una lista de las cosas que son importantes para ti, como las próximas vacaciones en la playa o mejorar tu salud en general, para mantenerte motivado y concentrado. Luego, busca la manera de tener presentes estos factores de motivación durante los momentos de tentación. O tal vez puedes colocar una nota alentadora dirigida a ti mismo en la puerta de la alacena, por ejemplo.

Si bien es cierto que tú debes hacerte responsable de tu comportamiento para adelgazar con éxito, siempre es útil tener — un buen sistema de apoyo. Elige personas que te apoyen y que te alentarán de manera positiva, sin vergüenza, culpas ni sabotajes.

Lo ideal es encontrar gente que sepa escuchar tus preocupaciones y sentimientos, que pase tiempo contigo haciendo ejercicio o creando menús saludables, y que comparta la prioridad que te has fijado de tener un estilo de vida más saludable. Tu grupo de apoyo también puede darte una mayor sensación de responsabilidad, que puede ser una motivación importante para mantener tus metas de pérdida de peso.

Si prefieres que nadie sepa que quieres perder peso, rinde cuentas ante ti mismo; para esto, pésate regularmente, registra qué comes y cuánto progresan tus ejercicios en un diario o en algún medio digital.

3. Fija metas realistas

Fijar metas realistas de pérdida de peso puede parecer obvio. ¿Pero estás seguro de que sabes qué es realista? A largo plazo, es aconsejable que te propongas bajar de 1 a 2 libras (0,5 a 1 kg) por semana. Por lo general, para bajar de 1 a 2 libras por semana, tendrás que quemar de 500 a 1.000 calorías más de las que consumes por día mediante una dieta más baja en calorías y actividad física regular.

Dependiendo de tu peso, el 5 por ciento de tu peso actual es una meta realista. Incluso este nivel de pérdida de peso te ayudará a disminuir el riesgo de problemas de salud crónicos, como enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. Si pesas 180 libras (82 kg), esto representaría 9 libras (4 kg).

Cuando te fijes objetivos, piensa en el proceso y en los resultados. "Caminar 30 minutos por día" es un ejemplo de meta que forma parte del proceso. "Bajar 10 libras" es una meta que forma parte de los resultados. No es imprescindible que te fijes un resultado como una meta, pero te recomendamos que te pongas metas para el proceso, ya que cambiar los hábitos es fundamental para adelgazar.

Nov. 16, 2016 See more In-depth