Para perder peso: siéntete satisfecho con menos calorías

Escoger alimentos que son menos densos en calorías — una porción más grande con menos número de calorías — ayuda a perder peso y a controlar tu hambre.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Sentirte lleno con menos calorías puede sonar a otro truco para perder peso, pero no lo es. El concepto de densidad de energía realmente puede ayudarte a perder peso. De hecho, las dietas de pérdida de peso bien planificadas, como la Dieta de Mayo Clinic, usan el concepto de densidad de energía para ayudarte a perder peso y a mantenerlo a largo plazo.

Pérdida de peso con más comida y menos calorías

Dicho simplemente, la densidad de energía es el número de calorías (energía) en una cantidad específica de alimentos. La densidad de energía alta significa que existen muchas calorías en poca cantidad de alimentos. La densidad de energía baja significa que hay menos calorías en una cantidad mayor de comida.

Cuando intentas perder peso, el objetivo es consumir alimentos con densidad de energía baja. Esto significa que puedes comer un mayor volumen de alimentos más bajos en calorías. Esto te ayuda a sentirte más lleno con menos calorías. Te damos un ejemplo rápido con pasas y uvas. Las pasas tienen una densidad de energía alta — 1 taza de pasas tiene unas 434 calorías. Las uvas tienen una densidad de energía baja — 1 taza de uvas tiene unas 82 calorías.

Claves para la densidad de energía y la pérdida de peso

Tres factores principales tienen un papel importante en lo que refiere a que los alimentos tengan una densidad de energía alta o baja:

  • Agua.. Las frutas y las verduras tienen generalmente un alto contenido en agua, que proporciona volumen y peso pero no calorías. Ésta es la razón por la que son alimentos con densidad de energía baja. La toronja, por ejemplo, es un 90% de agua. Media toronja contiene sólo 37 calorías. Las zanahorias crudas y frescas tienen un 88% de agua. Media zanahoria sólo tiene unas 25 calorías.
  • Fibra. Los alimentos con alto contenido en fibra no sólo proporcionan volumen, sino que también se tarda más en digerirlos, haciendo que te sientas saciado durante más tiempo con menos calorías. Las verduras, las frutas y los granos enteros contienen fibra. Las palomitas de maíz son un buen ejemplo de grano entero con gran volumen y pocas calorías. Una taza de palomitas de maíz sin mantequilla tiene unas 30 calorías.
  • Grasa. La grasa tiene una densidad de energía alta. Una porción de mantequilla, por ejemplo, contiene casi el mismo número de calorías que 2 tazas de brócoli crudo. Los alimentos que contienen grasa de manera natural, como los productos lácteos y varios tipos de carne, o los alimentos con grasas añadidas, tienen mayor cantidad de calorías que sus homólogos magros o con menos cantidad de grasa.
March 04, 2014 See more In-depth