Pérdida de peso: ¿Estás listo para cambiar tus hábitos?

¿Estás motivado para perder peso? ¿Tu objetivo, es realista? Responde a las siguientes preguntas para ver si estás listo para iniciar un programa de pérdida de peso — infórmate sobre qué medidas tomar si todavía sientes que no estás listo para empezar.

Escrito por personal de Mayo Clinic

El éxito de perder peso depende en gran parte de tu disposición de asumir el reto. Si actúas antes de que estés listo, tu plan para perder peso puede fracasar en el primer intento.

Saber que necesitas hacer cambios en tu vida y realmente llevarlos a cabo son dos cosas diferentes.

Utiliza estas preguntas para evaluar si estás preparado para perder peso.

1. ¿Estás motivado para hacer cambios en tu estilo de vida a largo plazo?

El éxito de perder peso depende de los cambios de estilo de vida permanentes como comer de manera saludable, consumir alimentos bajos en calorías e incluir actividad física en tu rutina diaria. Esto puede representar una desviación importante de tu estilo de vida actual.

Puedes necesitar transformar tu dieta de manera que comas más granos enteros, frutas, verduras y productos bajos en grasas. También necesitarás encontrar tiempo para la actividad física, de manera ideal por lo menos de 30 a 45 minutos — o más — casi todos los días de la semana.

Si tu motivación para realizar estos cambios es mejorar tu salud, mejorar tu apariencia o simplemente sentirte bien contigo mismo, encuentra una motivación y enfócate en ella.

2. ¿Has abordado las distracciones importantes en tu vida?

Si estás enfrentando importantes eventos de vida como problemas maritales, estrés laboral, enfermedad o preocupaciones financieras, puede que no quieras agregar el reto de renovar tus hábitos de alimentación y de ejercicio. Mejor considera darle a tu vida la oportunidad de calmarse antes de iniciar un programa de pérdida de peso.

3. ¿Tienes una imagen real de cuánto bajarás de peso y qué tan rápido?

Lograr y mantener un peso saludable es un proceso para toda la vida. Comienza con asegurarte que tu meta de pérdida peso es segura y realista, como perder 5 por ciento de tu peso actual.

Después, trata de perder de una a dos libras (0.5 a 1 kilogramo) por semana hasta que logres tu meta. Esto significa quemar de 500 a 1 000 calorías más de las que consumes al día — por medio de una dieta y ejercicio.

Puede que pierdas peso con más rapidez si cambias tus hábitos de manera considerable. Sin embargo, ten cuidado. Los cambios radicales que no son sostenibles es probable que no sean efectivos a largo plazo.

4. ¿Has resuelto algún tema emocional que se relacione con tu peso?

Las emociones y la comida con frecuencia están entrelazados. El enojo, el estrés, la tristeza y el aburrimiento pueden desencadenar la alimentación emocional. Si tienes un historial de trastorno alimenticio, perder peso puede ser incluso más complicado.

Para prepararte para los retos, identifica cualquier problema emocional relacionado con la comida. Consulta a tu médico o a un profesional de la salud mental si es necesario.

April 26, 2016 See more In-depth