Calcular las calorías: volver a los conceptos básicos del adelgazamiento

El peso es una cuestión de equilibrio, y las calorías tienen un papel fundamental. Averigua cómo las calorías determinan tu peso y las formas en que puedes reducirlas de tu dieta.

Escrito por personal de Mayo Clinic

A pesar de todos los enfoques sobre la alimentación, el control del peso aún depende de la cantidad de las calorías consumidas frente a las calorías que se queman.

Las dietas de moda aseguran que el secreto para bajar de peso es evitar los hidratos de carbono o consumir un sinnúmero de pomelos, pero, en realidad, si quieres bajar de peso, tan solo debes ingerir menos calorías.

Calorías: combustible para tu cuerpo

Las calorías son la energía contenida en los alimentos. Tu cuerpo tiene una demanda constante de energía y utiliza las calorías de los alimentos para mantenerlo en funcionamiento. La energía proveniente de las calorías alimenta cada una de las acciones, desde ponerte inquieto hasta correr una maratón.

Los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas son los tipos de nutrientes que contienen calorías y son las principales fuentes de energía para el organismo. Independientemente de dónde provengan, las calorías que consumes se convierten en energía física o se almacenan en el organismo como grasa.

Estas calorías almacenadas permanecerán en el organismo como grasa a menos que las utilices, ya sea disminuyendo la ingesta de calorías de manera que el cuerpo deba recurrir a las reservas de energía, o aumentando la actividad física para que tengas que consumir más calorías.

Cómo vencer la balanza

El peso es una cuestión de equilibrio, pero la ecuación es simple: si comes más calorías de las que quemas, aumentas de peso.

Dado que 3500 calorías equivalen a 1 libra (450 gramos) de grasa aproximadamente, necesitas quemar 3500 calorías más de lo que ingieres para perder 1 libra.

Así que, en general, si reduces tu ingesta diaria común en 500 calorías, adelgazarás alrededor de 1 libra (450 g) por semana (500 calorías × 7 días = 3500 calorías).

Sin embargo, no es tan simple; por lo general, cuando adelgazas pierdes una combinación de grasa, tejido magro y agua. Además, debido a los cambios que se producen en el cuerpo como resultado del adelgazamiento, es posible que tengas que reducir aun más las calorías para seguir adelgazando.

Reducir las calorías

Reducir las calorías no tiene que ser difícil. De hecho, puede ser tan sencillo como:

  • Omitir productos de alto contenido calórico y con pocos nutrientes
  • Cambiar los alimentos con alto contenido calórico por opciones con menos calorías
  • Reducir los tamaños de las porciones
April 11, 2015 See more In-depth