Mensajes de texto en la adolescencia: Ayuda a tu hijo a evitar los riesgos

¿Te preocupan los mensajes de texto en la adolescencia? Comprende cómo hablar con tu hijo sobre los peligros de enviar mensajes de texto o imágenes de contenido sexual explícito mientras conduce.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Para muchos adolescentes, el envío de mensajes de texto es una forma esencial de comunicarse. Sin embargo, la falta de madurez puede generarle problemas a tu adolescente cuando envía mensajes de texto. Ayuda a tu adolescente a entender, y evitar, los riesgos relacionados con el envío de mensajes de texto.

No envíes mensajes mientras manejas

Algunas investigaciones sugieren que enviar mensajes de texto al manejar es 20 veces más peligroso que manejar sin hacerlo. Enviar mensajes de texto puede representar incluso un mayor riesgo para los conductores adolescentes que para los conductores más grandes, ya que los accidentes automovilísticos ya son una de las principales causas de muerte de los conductores más jóvenes.

Habla con tu hijo adolescente acerca de las consecuencias de enviar mensajes de texto al manejar, como accidentes graves o fatales. Explícale que enviar mensajes de texto mientas maneja no está permitido bajo ninguna circunstancia y dile que no le permitirás manejar ni usar el teléfono si lo hace. Recuérdale que enviar mensajes de texto al manejar está prohibido en la mayoría de los estados.

Para ayudar a tu hijo a resistir la tentación mientras maneja, puedes pedirle que firme un compromiso y prometa manejar sin distracciones. Para dar el ejemplo, guarda siempre tu teléfono en la guantera mientras manejas y pide a tu hijo adolescente que haga lo mismo. También analiza la opción de usar aplicaciones que impidan enviar mensajes de texto al manejar.

Evita que el envío de mensajes de texto interfiera con el sueño

El envío de mensajes de texto después de apagar las luces o acostarse puede interferir con una buena noche de descanso, especialmente si los mensajes son estresantes o emocionales. Algunas investigaciones también sugieren que mirar televisión antes de acostarse interfiere con el sueño. Como resultado, los adolescentes pueden experimentar pérdida de sueño, dificultad para dormir, una mala calidad del sueño o somnolencia diurna.

Trabaja con tu adolescente para establecer horarios razonables para el envío de mensajes de texto, por ejemplo, prohibir el envío de mensajes después de determinado horario durante las noches de la semana escolar. Para hacer cumplir la regla, mantén el teléfono de tu adolescente fuera de su habitación durante la noche.

Sé honesto acerca del sexting

El sexting consiste en el envío de imágenes sexuales por teléfono celular y otros medios electrónicos.

Explica las consecuencias emocionales del sexting a tu adolescente. El sexting puede ser incómodo para el emisor, especialmente si lo hace presionado, y también para el destinatario.

El posible impacto a largo plazo del sexting también es importante. Una imagen o un mensaje dirigido a una persona puede reenviarse a toda una lista de contactos, y una vez que está en circulación, no hay manera de controlarlo. Una fotografía o un mensaje podrían resurgir varios años después y provocar vergüenza o problemas en el trabajo o la escuela.

Aunque las leyes y el grado de aplicación podrían variar de un estado a otro, asegúrate de que tu adolescente entienda que la posesión de imágenes sexualmente explícitas de un menor se considera un delito. Las consecuencias podrían ser graves, e incluir antecedentes policiales, suspensión de la escuela o acciones legales.

July 29, 2015 See more In-depth