Pon en marcha tu plan

Puede ayudarte anotar los detalles de tu plan. Asegúrate de que realmente te comprometes con él antes de abandonar o probar con otra cosa. Cree en ti y ponte en marcha.

Refléjalo en tu experiencia

No acabaste aún con la solución de problemas. La experiencia es una gran maestra, si quieres tomarte un tiempo para reflexionar.

  • ¿Tu solución arregló el problema?
  • Si no, ¿qué tema quedan por resolver?
  • ¿Qué harás distinto la próxima vez?

¿Misión cumplida?

La solución de problemas es un talento natural humano. Nacimos resolviendo problemas como bebés cuando aprendimos a agarrar cosas y a gatear. Seguro que no tenemos en cuenta los cientos de elecciones que hacemos al día, pero son soluciones a problemas. Así que cuando te centres en resolver problemas más complicados, ten confianza al saber que tienes mucha experiencia a tus espaldas.

July 23, 2013 See more In-depth