Contar con amigos cercanos y familiares tiene beneficios de gran impacto para tu salud. He aquí cómo estructurar y mantener estas relaciones esenciales.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Una sólida red de respaldo social puede ser definitiva para ayudarte a manejar el estrés en los tiempos difíciles, ya sea que hayas tenido un mal día en el trabajo o un año de pérdidas o enfermedades crónicas. Puesto que tu familia, amigos y compañeros de trabajo que te apoyan son una parte tan importante de tu vida, nunca es muy tarde para cultivar estas relaciones.

Una red de respaldo social está constituida por amigos, familiares y colegas. Este tipo de red es diferente de un grupo de apoyo, que en general, es una reunión estructurada coordinada por un profesional de la salud mental.

Aunque ambos, grupos de apoyo y redes de respaldo, tienen una participación importante en tiempos de estrés, una red de respaldo social es algo que puedes desarrollar cuando no te encuentras bajo estrés. Además, te provee la tranquilidad de saber que tus amigos están ahí para cuando tú los necesites.

No requieres formalizar tu red de respaldo con reuniones regulares o con un líder oficial. Un café con un amigo durante un descanso en el trabajo, una plática rápida con un vecino, una llamada telefónica a tu hermano, o incluso una visita a la iglesia, son algunas formas en que se desarrollan o impulsan las relaciones duraderas con las personas cercanas.

No esperes a que alguien tome la iniciativa. Si conoces a alguien que consideras que pudiese convertirse en un buen amigo, invítalo a tomar un café o a otra actividad casual.

En varios estudios se demostró que tener una red de relaciones de respaldo contribuye al bienestar psicológico. Cuando tienes una red de respaldo social te beneficias en las siguientes formas:

  • Sentido de pertenencia. Pasar tiempo con otras personas ayuda a protegerse de la soledad. El que haya otros nuevos padres, amantes de perros, camaradas o compañeros de pesca, el sólo saber que no estás solo, puede constituir un camino para alejarte del estrés y enfrentarlo.
  • Autoestima elevada. Contar con una persona que te llama amigo refuerza la idea de que eres una buena persona con quien se puede convivir.
  • Sentimiento de seguridad. Tu red social te da acceso a la información, consejos, guía y otros tipos de asistencia que podrías necesitar. Es confortante saber que cuentas con gente a la que puedes recurrir en un momento de necesidad.

Si deseas mejorar tu salud mental y la capacidad para combatir el estrés, rodéate por lo menos de unos cuantos amigos y confidentes. He aquí algunas ideas para estructurar tu red social:

  • Voluntariado. Escoge una causa que sea importante para ti e involúcrate. Con seguridad te reunirá con otros que tienen intereses y valores similares.
  • Inscríbete en un gimnasio. Incorporar el acondicionamiento físico a tu día es una parte importante de un estilo de vida saludable. También puedes hacer amigos mientras realizas ejercicio. Busca gimnasios en tu entorno o verifica en el centro comunitario local. O inicia con un grupo para caminar al trabajo o la iglesia.
  • Regresa a la escuela. Un centro de enseñanza comunitario o de la universidad local te pone en contacto con otras personas que comparten pasatiempos o metas similares.
  • Ponte en línea. Las nuevas generaciones de redes sociales en internet pueden ayudarte a mantenerte conectado con amigos y familia. Hay muchos sitios para personas que pasan por tiempos de estrés, como enfermedades crónicas, pérdida de un ser amado, un nuevo hijo, el divorcio y otros cambios de la vida. Asegúrate de unirte a sitios de buena reputación y sé cauto en cuanto al arreglo de las reuniones personales.

Una relación exitosa es una vía de dos direcciones. Mientras mejor amigo seas, mejores amigos tendrás. He aquí algunas sugerencias para promover tus relaciones:

  • Mantente en contacto. Responder llamadas telefónicas, contestar correos electrónicos y atender las invitaciones hacen que la gente sepa que te preocupas.
  • No compitas. Siéntete feliz en lugar de celoso cuando tus amigos tienen éxito y ellos celebrarán tus logros en consecuencia.
  • Sé un buen escucha. Escucha cuando tus amigos hablan. Averigua qué es importante para ellos. Pudieses encontrar que tienen más en común de lo que piensas.
  • No exageres. Si estás entusiasmado por extender tu red social, ten cuidado de no avasallar a los amigos yo la familia con llamadas telefónicas y correos electrónicos. Guarda esos momentos de alta demanda para cuando en realidad los necesites.

    Y si bien compartir es importante, ten cuidado de no "compartir" demasiada información personal o sensible, en especial con nuevos amigos o relaciones casuales y en sitios de redes sociales de internet.

  • Aprecia a tus amigos y familia. Toma el tiempo para decir gracias y expresarles qué tan importantes son para ti. Hazte presente para apoyarlos cuando lo necesiten.

Recuerda que la meta de estructurar tu red de respaldo social es disminuir tu grado de estrés, no aumentarlo. Vigila situaciones que parecen consumir tu energía. Por ejemplo, evita pasar mucho tiempo con alguien que es constantemente negativo y crítico. De manera similar, aléjate de personas involucradas en conductas no saludables, como el abuso de alcohol o de sustancias adictivas, en especial si ya has tenido problemas con las adicciones.

Tomarse el tiempo para estructurar una red de respaldo social es una inversión sabia, no sólo para tu bienestar mental, sino también para tu salud física y tu longevidad. Estudios demuestran que quienes disfrutan de niveles elevados de respaldo social se mantienen más sanos y viven más tiempo. Por lo tanto, no esperes.

Inicia haciendo más amigos o mejorando las relaciones que ya tienes. Ya sea que obtengas el respaldo de alguien o les brindes tu apoyo a otras personas, obtendrás una multitud de recompensas.

April 16, 2015