¿Tienes muchas obligaciones y fechas de entrega? ¿Estás intentando meter demasiadas actividades en muy poco tiempo? Si es así, puede que alivies tu estrés aprendiendo a decir que no a los demás, y sí a ti mismo. No inventes razones para evitar una obligación. La verdad es siempre el mejor camino para rechazar a un amigo, un miembro de la familia o un compañero de trabajo. Pero di que no amablemente. Alaba el esfuerzo de la persona o grupo cuando les cuentes que no puedes comprometerte esta vez. No se sentirán mal, y seguirán incluyéndote en sus planes en el futuro.

April 28, 2016