Para aliviar una situación estresante, pon en práctica tu habilidad para solucionar problemas: 1. Identifica lo que está causando el estrés en términos específicos. 2. Haz una lluvia de ideas sobre maneras potenciales en las que podrías resolver el problema. 3. Escoge la opción que parezca más realista y satisfactoria. 4. Implementa la solución. 5. Reflexiona sobre el resultado y si funcionó la solución.

April 29, 2016