El cuidador relevo

Puede ser difícil imaginar que dejes a tu ser amado al cuidado de otra persona, pero tomar un descanso es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo, así como por la persona que estás cuidando. La mayoría de las comunidades tienen un tipo de servicio de reemplazo disponible, como:

  • Relevo en el hogar. Los asistentes del cuidado de la salud vienen a tu hogar para ofrecer compañía, servicios de enfermería o ambos.
  • Centros y programas para el cuidado de adultos mayores. Algunos centros brindan cuidado para los adultos mayores y niños pequeños, y los dos grupos pueden apoyarte a la vez.
  • Asilos de ancianos a corto plazo. Algunas residencias de vida asistida, hogares para enfermos mentales y asilos aceptan personas que necesitan cuidados por estancias cortas mientras los cuidadores están fuera.

El cuidador que trabaja fuera de casa

Casi el 60 por ciento de los cuidadores trabaja fuera del hogar. Si es tu caso y te sientes abrumado, considera tomar un descanso en tu trabajo.

En Estados Unidos, los empleados amparados por la Ley de permiso médico y familiar federal pueden disfrutar de hasta 12 semanas de permiso sin goce de sueldo al año para cuidar a sus familiares. Pregunta en tu oficina de recursos humanos acerca de las opciones por permiso sin goce de sueldo.

No estás solo

Si eres como muchos cuidadores, habrás tenido malas experiencias al pedir ayuda. Desafortunadamente esta actitud puede llevar a sentirse aislado, frustrado e incluso deprimido.

En vez de lidiar con esto tú solo, aprovecha los recursos locales para los cuidadores. Para comenzar, ponte en contacto con tu agencia de área para adultos mayores local (AAA, por sus siglas en inglés) para conocer los servicios en tu comunidad. Puedes encontrar tu AAA local en línea o en la sección gubernamental de tu directorio telefónico.

March 07, 2015 See more In-depth