Epilepsia y embarazo: Lo que necesitas saber

La combinación de la epilepsia y el embarazo puede parecer riesgosa, pero las probabilidades están a tu favor. Descubre cómo promover un embarazo saludable.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La epilepsia durante el embarazo puede plantear algunas preocupaciones únicas. Sin embargo, la mayoría de las mujeres que tienen epilepsia dan a luz a niños saludables. A continuación te mostramos lo que necesitas saber si tienes epilepsia y estás considerando embarazarte.

¿La epilepsia hace que sea más difícil concebir?

Algunos medicamentos utilizados para tratar las convulsiones pueden contribuir a la infertilidad. Sin embargo, algunos medicamentos antiepilépticos también pueden reducir la efectividad de los métodos anticonceptivos hormonales.

¿Cómo es que la epilepsia afecta el embarazo?

Las convulsiones durante el embarazo pueden ocasionar:

  • Desaceleración de la frecuencia cardiaca fetal
  • Lesiones fetales, separación prematura de la placenta del útero (desprendimiento de la placenta) o aborto espontáneo debido al trauma experimentado durante una convulsión
  • Trabajo de parto prematuro
  • Nacimiento prematuro

¿La epilepsia cambia durante el embarazo?

Cada mujer reacciona al embarazo de forma diferente. En la mayoría de las mujeres embarazadas con epilepsia, las convulsiones permanecen igual. Para unas pocas, las convulsiones se vuelven menos frecuentes. En otras, particularmente en las que no concilian el sueño o que no toman el medicamento como se les prescribió, el embarazo aumenta el número de convulsiones.

¿Qué ocurre con el medicamento?

Cualquier medicamento que tomes durante el embarazo puede afectar a tu bebé. Los defectos de nacimiento — incluyendo fisura del paladar (paladar hendido), defectos del tubo neural, anomalías esqueléticas, y defectos cardiacos congénitos y del tracto urinario — son la principal preocupación relacionada con medicamentos antiepilépticos.

En los bebés cuyas madres tomaron medicamento antiepiléptico, el riesgo de defectos de nacimiento significativos es de 4 a 6 por ciento — en comparación con 2 a 3 por ciento para todos los bebés. El riesgo parece ser mayor cuando se toma más de un medicamento antiepiléptico y cuando se utiliza una forma de medicamento antiepiléptico con valproato (Depacon, Depakote, Depakote ER, entre otros).

Algunas mujeres pueden reducir su medicamento de forma segura antes del embarazo. Sin embargo, para la mayoría, es mejor continuar su tratamiento durante el embarazo. Para minimizar los riesgos para ti y para tu bebé, tu profesional de la salud te prescribirá el medicamento más seguro y la dosis efectiva para tu tipo de convulsiones.

¿Qué representa mi epilepsia para mi bebé?

Más allá de los efectos de los medicamentos, los bebés de madres con epilepsia también tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar convulsiones a medida que crecen.

¿Cómo debo prepararme para el embarazo?

Antes de que intentes concebir, solicita una consulta con el profesional de la salud que estará atendiendo tu embarazo. También acude con otros miembros de tu equipo de atención médica, como tu médico familiar o neurólogo. Ellos evaluarán qué tan bien estás manejando tu epilepsia y considerarán cualquier cambio necesario en tu tratamiento antes de que inicie el embarazo.

Toma tu medicamento antiepiléptico exactamente como te lo prescribieron. No ajustes ni suspendas la dosis de tu medicamento por tu cuenta. Recuerda, es probable que las convulsiones descontroladas signifiquen un riesgo mayor para tu bebé que cualquier medicamento.

También es importante tomar decisiones de un estilo de vida saludable. Por ejemplo:

  • Llevar una dieta saludable
  • Tomar vitaminas prenatales
  • Dormir lo suficiente
  • Evitar fumar y consumir alcohol o drogas ilegales
July 19, 2014 See more In-depth