Embarazo pasado de término: qué hacer cuando el bebé no llega

Un embarazo pasado de término puede producir cansancio y ansiedad. Averigua qué puede provocar un embarazo pasado de término y qué puede significar para ti y para tu bebé.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La fecha de parto ya ha pasado... y sigues embarazada. ¿Qué está pasando?

Si bien la fecha de parto parecería tener propiedades mágicas, es simplemente una suposición fundamentada acerca de la fecha en que es más probable que nazca tu bebé. Es totalmente normal dar a luz una o dos semanas antes —o después— de la fecha de parto. De hecho, el embarazo debe continuar durante dos semanas después de la fecha de parto para ser considerado oficialmente un embarazo pasado de término, también llamado «embarazo postérmino».

¡Basta ya!

Es posible que tengas más probabilidades de tener un embarazo pasado de término si:

  • No se conoce la fecha exacta del inicio de tu último período menstrual
  • Este es tu primer embarazo
  • Ya tuviste un embarazo pasado de término
  • Existen casos de embarazo pasado de término en tu familia
  • Tu bebe es un niño
  • Eres obesa

Rara vez, el embarazo pasado de término puede estar relacionado con los problemas con la placenta o con el bebé.

Sea cual sea la causa, en este punto probablemente estés cansada de estar embarazada. Podrías tener dolor de espalda e hinchazón en los tobillos. Podrías estar luchando contra el ardor de estómago y las hemorroides. Es posible que tengas problemas para dormir porque simplemente no puedes sentirte cómoda, o la ansiedad del parto podría mantenerte despierta.

Ten la seguridad de que un embarazo pasado de término no durará para siempre. El trabajo de parto podría comenzar en cualquier momento.

Controla tu embarazo

La atención médica prenatal continuará hasta después de la fecha prevista de parto. El profesional de salud observará los signos de las complicaciones, como la preeclampsia. El profesional de salud también revisará el cuello uterino para ver si comienza a afinarse y a dilatarse como preparación para el trabajo de parto.

Si pasa más de una semana de la fecha prevista de parto, el profesional de salud podría controlar los latidos del corazón del bebé con un monitor fetal electrónico o hacer una ecografía para observar los movimientos del bebé y medir la cantidad de líquido amniótico.

May 31, 2014 See more In-depth