Estoy embarazada y recientemente sufrí una caída. ¿Debo estar preocupada?

Las caídas durante el embarazo pueden causarte pánico. Sin embargo, tu cuerpo está diseñado para proteger a tu bebé en gestación durante el embarazo. Una lesión tendría que ser lo bastante grave como para causarte un daño serio antes de dañar directamente a tu bebé.

Las paredes del útero son gruesas, músculos fuertes que ayudan a proteger a tu bebé. El líquido amniótico también funciona como una protección. Durante las primeras semanas de embarazo, el útero está metido detrás del hueso pélvico, lo que brinda más protección.

Si sufres una caída durante el embarazo, reconfórtate al saber que lo más probable es que tu bebé no se haya hecho daño. No obstante, si estás preocupada por tu bebé después de una caída, consulta a tu profesional de salud.

Si sufres una caída en una etapa posterior del embarazo, la preocupación reside en que esta podría desencadenar el trabajo de parto o un parto prematuro. Busca atención médica inmediata en los siguientes casos:

  • La caída te produce dolor, sangrado o un golpe directo en el abdomen
  • Tienes sangrado vaginal o pérdida de líquido amniótico
  • Sientes dolor intenso o dolor con la palpación en el abdomen, el útero o la pelvis
  • Tienes contracciones uterinas
  • Notas que ha disminuido el movimiento fetal

En la mayoría de los casos, tu bebé estará bien. Sin embargo, es posible que el profesional de salud te haga estudios para asegurarse de que todo está bien.

Jan. 15, 2015 See more Expert Answers