Durante el embarazo, ¿qué importancia tiene la longitud del cuello uterino?

Answers from Shannon K. Laughlin-Tommaso, M.D.

La longitud del cuello uterino durante el embarazo a veces se asocia al trabajo de parto prematuro (es decir, que comienza antes de la semana 37 de embarazo). Si tienes el cuello uterino corto, puedes correr más riesgo de tener un trabajo de parto y un parto prematuros. Mientras antes se produzca el parto, mayores riesgos habrá para la salud del bebé.

Antes del embarazo, el cuello uterino (la parte baja del útero que se conecta con la vagina) normalmente está cerrado y rígido. Durante el embarazo, irá suavizándose gradualmente, disminuirá su longitud (se acortará) y se abrirá (se dilatará), a medida que el bebé crece y tú te preparas para dar a luz. Si el cuello uterino comienza a abrirse demasiado pronto, podrías tener un parto prematuro.

Diversos factores pueden modificar la longitud del cuello uterino durante el embarazo, por ejemplo, los siguientes:

  • Diferencias biológicas entre mujeres
  • Útero demasiado estirado (muy distendido)
  • Complicaciones causadas por hemorragias durante el embarazo
  • Infección
  • Inflamación del revestimiento uterino
  • Insuficiencia cervicouterina: afección que ocurre cuando el tejido uterino débil provoca un parto prematuro o contribuye a este, o la pérdida de un embarazo saludable.

Si experimentas signos y síntomas de trabajo de parto prematuro, por ejemplo, contracciones regulares o frecuentes, dolor constante en la zona lumbar, manchado vaginal o presión en la zona pélvica, el profesional de la salud puede hacerte un examen pélvico para determinar si el cuello uterino ha comenzado a abrirse. También puede hacerte una ecografía para medir la longitud del cuello uterino.

Si se inicia un trabajo de parto prematuro, el profesional de la salud te explicará los tratamientos disponibles, y los riesgos y beneficios que implica intentar detenerlo o retrasarlo. Si no estás en trabajo de parto prematuro pero cumples determinados criterios, como dilatación indolora del cuello uterino durante el segundo trimestre, antes de la semana 24 de embarazo, el profesional de salud podría sugerir que te sometas a un cerclaje cervical. En este procedimiento, se realizan suturas fuertes en el cuello uterino para cerrarlo.

Existen investigaciones limitadas que también sugieren que el tratamiento con una forma de progesterona o la colocación de un dispositivo de silicona (pesario) alrededor del cuello uterino podría disminuir el riesgo de que se produzca un parto prematuro en el caso de las mujeres que tienen el cuello uterino corto.

Si te preocupa la longitud del cuello uterino durante el embarazo, consulta al profesional de la salud, quien puede responder a tus preguntas y ayudarte a comprender cómo promover un embarazo saludable.

With

Shannon K. Laughlin-Tommaso, M.D.

May 14, 2015 See more Expert Answers