Resultados

Existen pocas investigaciones clínicas sobre los beneficios de las dietas paleo. Algunos ensayos clínicos que duraron 12 semanas o menos se llevaron a cabo con pequeños grupos de participantes.

Estos ensayos sugieren que una dieta paleo puede brindar algunos beneficios moderados al compararla con las dietas de frutas, vegetales, carnes magras, cereales integrales, legumbres y productos lácteos con bajo contenido de grasa. Estos beneficios moderados pueden comprender:

  • Mayor adelgazamiento
  • Mejor tolerancia a la glucosa
  • Mejor control de la presión arterial
  • Mejor manejo del apetito

No obstante, se necesitan ensayos más prolongados, con grandes grupos de personas designadas al azar para recibir dietas diferentes, para comprender los beneficios generales para la salud a largo plazo y los posibles riesgos de las dietas paleo.

Preguntas acerca de las dietas paleo

Las inquietudes o preguntas acerca de la dieta paleo pueden ser la selección de alimentos y las hipótesis fundamentales.

Inquietudes sobre la alimentación

Una dieta paleo es rica en vegetales, frutas y frutos secos —todos los elementos de una dieta saludable—.

La principal diferencia entre la dieta paleo y otras dietas saludables es la ausencia de cereales integrales y legumbres, los cuales se consideran una buena fuente de fibra, vitaminas y otros nutrientes. Tampoco incluye productos lácteos, los cuales son buenas fuentes de proteínas y calcio.

Estos alimentos no solo se consideran saludables, sino que son generalmente más económicos y accesibles que aquellos alimentos como animales de caza, animales de pastoreo y frutos secos. Para algunas personas, la dieta paleo puede ser muy costosa.

Preguntas acerca de la hipótesis de la dieta paleo

Los investigadores han sostenido que la hipótesis fundamental de la dieta paleo puede simplificar demasiado la historia de la forma en que los humanos se adaptaron a los cambios en su dieta. Los argumentos para una comprensión más compleja de la evolución de las necesidades nutricionales humanas son los siguientes:

  • Las variaciones en la dieta de acuerdo con la geografía, el clima y la disponibilidad de alimentos —no solo la transición a la agricultura— también habrían contribuido a la evolución de las necesidades nutricionales.
  • Las investigaciones arqueológicas han demostrado que las dietas de los humanos en la antigüedad podrían haber contenido granos enteros hace 30.000 años, mucho antes del inicio de la agricultura.
  • Las investigaciones genéticas han demostrado que los cambios notorios en la evolución han continuado después del período Paleolítico, entre ellos, los cambios relacionados con la dieta, como un aumento en la cantidad de genes relacionados con la descomposición de los almidones alimentarios.

En resumen

Una dieta paleo puede ayudarte a adelgazar o a mantener tu peso. También puede tener otros efectos beneficiosos sobre la salud. Sin embargo, no hay ningún estudio clínico de largo plazo acerca de los posibles riesgos y beneficios de la dieta.

Es posible que obtengas los mismos beneficios para la salud haciendo suficiente ejercicio y siguiendo una dieta saludable y equilibrada con muchas frutas y vegetales.

Aug. 27, 2014 See more In-depth