Aunque se suele decir que la sal marina es más saludable, tiene el mismo valor nutricional básico que la sal de mesa. En realidad, la sal marina y la sal de mesa contienen cantidades comparables de sodio por unidad de peso. Las diferencias principales entre la sal marina y la sal de mesa son el sabor, la textura y el procesamiento. Cualquiera sea el tipo de sal que prefieras, úsala con moderación. Las Pautas Alimentarias para Estadounidenses recomiendan limitar la cantidad de sodio a menos de 2300 mg por día.

June 22, 2016