Se puede comer sano fuera de casa, incluso en restaurantes de comida rápida. Pero si te encuentras en uno de ellos, evita las hamburguesas dobles o de más ingredientes que, con facilidad, te añadirán hasta 800 calorías. En su lugar, escoge una normal o incluso las de los menús infantiles, porque contienen entre 250 y 300 calorías. También evita las porciones grandes de patatas fritas o los aros de cebolla y pide una porción pequeña. Este cambio te ahorrará de 200 a 300 calorías.

May 15, 2013