¿Cuál es la forma adecuada de subir de peso si tu peso es bajo?

Answers from Katherine Zeratsky, R.D., L.D.

Si bien estar delgado suele ser bueno para la salud, el bajo peso puede ser un problema si es el resultado de una nutrición deficiente o si estás embarazada o tienes otros problemas de salud. Entonces, si tu peso es bajo, consulta al médico o al dietista para que te examinen. Juntos, pueden planificar la forma de llegar a tu meta para el peso.

Estas son algunas formas de aumentar de peso saludablemente si tu peso es bajo:

  • Come con más frecuencia. Si tu peso es bajo, es posible que te sientas satisfecho más rápido. Come de cinco a seis comidas más pequeñas durante el día en lugar de dos o tres comidas más grandes.
  • Elige alimentos con alto contenido de nutrientes. Como parte de una dieta saludable general, elige panes, pastas y cereales integrales; frutas y vegetales; productos lácteos; fuentes de proteínas magras; y frutos secos y semillas.
  • Prueba con los batidos y las malteadas. No te llenes con refrescos dietéticos, café ni otras bebidas con pocas calorías y poco valor nutritivo. En su lugar, toma batidos o malteadas saludables preparados con leche y jugos frescos o congelados, y esparce algunas semillas de lino molidas por encima. En algunos casos, puede recomendarse un sustituto líquido para la comida.
  • Fíjate en qué momentos tomas líquido. En algunas personas, tomar líquido antes de las comidas les reduce el apetito. En ese caso, puede ser mejor tomar bebidas con alto contenido calórico junto con una comida o un tentempié. Para otras personas, puede ser útil tomar líquido 30 minutos después de la comida, no junto con esta.
  • Haz que cada bocado sea un aporte. Incluye frutos secos, mantequilla de maní, queso, frutas deshidratadas y aguacates como tentempiés. Come un tentempié antes de acostarte, como un sándwich de mantequilla de maní y jalea, o un wrap relleno con aguacate, vegetales en rodajas y queso o carne magra.
  • Completa el plato. Agrega extras en los platos para sumar calorías, por ejemplo, queso en las cazuelas y los huevos revueltos, y leche en polvo sin grasa en las sopas y los estofados.
  • Date un gusto de forma ocasional. Por más que tu peso sea bajo, ten cuidado con el exceso de azúcar y grasas. Una porción ocasional de pastel con helado está bien. Pero la mayoría de los gustos deben ser saludables y proporcionar nutrientes, además de calorías. Los muffins de salvado, el yogur y las barras de granola son opciones adecuadas.
  • Haz ejercicio. El ejercicio, especialmente el entrenamiento de la fuerza, puede ayudarte a aumentar de peso al desarrollar músculos. El ejercicio también puede estimular el apetito.
Aug. 13, 2014