Signos del trabajo de parto: infórmate sobre lo que debes esperar

¿Conoces los signos típicos del trabajo de parto? Comprende los cambios que atraviesa el cuerpo cuando te preparas para dar a luz.

Escrito por personal de Mayo Clinic

En las películas, los bebés suelen nacer rápidamente y de una forma dramática. La madre duplica el dolor que siente por una única contracción y, de repente, el bebé aparece. En la vida real, sin embargo, el trabajo de parto suele llevar tiempo (y los primeros signos del trabajo de parto pueden ser imperceptibles). A continuación, lo que necesitas saber sobre los signos frecuentes del trabajo de parto.

Borramiento: adelgazamiento del cuello uterino

Antes del trabajo de parto, la parte inferior del útero, llamada «cuello uterino», suele tener una longitud de 3,5 cm a 4 cm. Cuando comienza el trabajo de parto, el cuello del útero se ablanda, se acorta y se vuelve más delgado (borramiento). Quizás sientas contracciones molestas, pero irregulares y no muy dolorosas, o tal vez no sientas nada.

Muchas veces, el borramiento del cuello del útero se expresa en porcentajes. Con un borramiento del 0 por ciento, el cuello del útero tiene al menos 2 centímetros (cm) de largo: está muy grueso. Antes de un parto vaginal, debes tener un borramiento del cuello uterino del 100 por ciento; es decir, debe afinarse por completo.

Dilatación: apertura del cuello uterino

Otro signo de trabajo de parto es que el cuello uterino comienza a abrirse (dilatarse). El profesional de salud medirá la dilatación en centímetros desde cero (sin dilatación) hasta 10 (dilatación completa).

Al principio, estos cambios en el cuello uterino pueden ser muy lentos. Una vez que estés en trabajo de parto activo, espera a que la dilatación sea más rápida.

Aumento de la secreción vaginal

Durante el embarazo, un tapón de moco espeso bloquea el orificio del cuello uterino para impedir que entren bacterias en el útero. Al final del tercer trimestre, este tapón puede bajar a la vagina. Es posible que observes un aumento de la secreción vaginal clara, rosada o apenas sanguinolenta. Esto puede suceder varios días antes de que comience el trabajo de parto o a su inicio.

Sin embargo, si el sangrado es tan abundante como un período menstrual normal, comunícate de inmediato con el profesional de salud. El sangrado vaginal abundante podría ser signo de un problema.

Anidación: explosión de energía

Podrías despertarte una mañana con una sensación de energía, con ganas de llenar el congelador con comidas preparadas, armar la cuna y ordenar la ropa de tu bebé según el color. Este impulso se conoce comúnmente como «instinto de anidación».

La anidación puede comenzar en cualquier momento del embarazo, pero para algunas mujeres es un signo de que se acerca el trabajo de parto. Haz lo que debas hacer, pero no te agotes. Ahorra energía para más adelante, cuando te enfrentes a la tarea más difícil del trabajo de parto.

June 18, 2016 See more In-depth