Seguridad con el carrito para bebés: consejos para los padres

La seguridad comienza al elegir el carrito adecuado para pasear a tu bebé. Entérate de qué debes considerar cuando buscas un carrito y cómo mantener a tu bebé seguro durante el camino.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si eres como la mayoría de los padres, es probable que por lo menos compres un carrito para pasear a tu bebé. Sin embargo, con tantos diseños y tipos en el mercado, ¿cómo elegir? A continuación te proporcionamos algunos consejos sobre cómo elegir el mejor carrito para tu bebé, además de importantes recomendaciones de seguridad para su uso.

¿Qué debo tener en cuenta al elegir un carrito para pasear al bebé?

Cuando busques carritos para pasear a tu bebé, ten en cuenta:

  • Tu localidad.Si vives en o cerca de una ciudad, probablemente ncesitarás un carrito resistente para maniobrar en las aceras; también deberá ser plegable por si surge la necesidad de tomar un autobús o el metro. Los padres que viven en áreas suburbanas es probable que prefieran un carrito fácil de plegar y meter en la cajuela del vehículo.
  • Tu familia. Si tienes un niño mayor, tal vez desees un carrito ya sea doble o con un anexo para un niño mayor. Si vas a utilizar un anexo, asegúrate de leer las instrucciones del fabricante acerca del peso permitido.
  • Tu estilo de vida. Un carrito con paraguas o sombrilla suele ser útil para salir a hacer mandados o para viajar. ¿Planeas llevar a tu bebé cuando sales a ejercitarte? También puedes buscar un carrito para salir a correr.
  • Accesorios. ¿Quieres que el carrito de tu bebé tenga una canastilla para llevar objetos, cubierta impermeable, una manta, protección contra el sol o un aparato para sostener tazas? Hay carritos que no son compatibles con ciertos accesorios.

¿Qué tipo de carrito es seguro para un recién nacido?

Si vas a utilizar un carrito para tu bebé recién nacido, asegúrate de que se recline, ya que los recién nacidos no son capaces de sentarse o levantar la cabeza. Algunos carritos se reclinan totalmente o cuentan con la posibilidad de utilizarse con un accesorio de cuna portátil o un asiento de seguridad para bebés. Sin embargo, la mayoría de los carritos con paraguas o sombrillas no proporcionan apoyo adecuado para la cabeza y la espalda de los bebés pequeños.

Además, la mayoría de los carritos para salir a correr no están diseñados para reclinarse. Como resultado, no son apropiados para bebés menores de 6 meses de edad.

¿Qué necesito saber sobre sistemas para viaje?

Si tienes un automóvil, es posible encontrar un carrito que contenga un asiento de seguridad para tu bebé. Algunos asientos de seguridad y carritos para pasear al bebé vienen juntos, mientras que otros requieren accesorios por separado para permitir que el carrito se utilice con ciertos asientos de automóvil. Una vez que abrochas a tu bebé en su asiento de seguridad, este tipo de sillas te permitirá trasladarlo con facilidad entre el carrito para pasear al bebé y el automóvil.

Si utilizas un sistema para viaje que te permita mover el asiento de seguridad para tu bebé de tu vehículo a una base de carrito para pasear al bebé, es posible que surja la tentación de permitir que el bebé continúe ahí las siestas que comenzaron en el trayecto. Pero las investigaciones sugieren que estar sentado en posición vertical en asientos de seguridad tiende a comprimir el pecho de un recién nacido, lo que puede llevar a niveles bajos de oxígeno en la sangre. Incluso las obstrucciones leves pueden afectar el desarrollo de un niño. Los expertos sugieren no dejar que tu hijo duerma o se relaje en el asiento de seguridad durante más de 2 horas.

Sentarse en un asiento de seguridad por periodos prolongados también contribuye al desarrollo de un área plana en la parte posterior de la cabeza del bebé, así como a empeorar cualquier enfermedad de reflujo gastroesofágico, que son enfermedades digestivas crónicas.

June 18, 2015 See more In-depth