Chupetes: ¿Son buenos para el bebé?

La decisión de usar chupete (o no) depende de ti. Analiza las recomendaciones antes de darle el chupete a tu bebé y piensa cómo le quitarás el hábito.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La mayoría de los bebés tienen un fuerte reflejo de succión. Algunos bebés incluso se succionan el pulgar o los dedos de la mano antes de nacer. Más allá de la nutrición, la succión a menudo tiene un efecto relajante y tranquilizante. Es por eso que muchos padres consideran indispensables a los chupetes, junto con las toallitas húmedas para bebés y las mecedoras.

Sin embargo, ¿son los chupetes realmente buenos para el bebé? Debes comprender los beneficios y los riesgos del uso del chupete, sugerencias importantes de seguridad y los pasos para que el bebé lo deje.

Las ventajas

Para algunos bebés, los chupetes son la clave para sentirse satisfechos entre cada comida. Plantéate las ventajas:

  • Un chupete podría calmar a un bebé molesto. Algunos bebés son más felices cuando succionan algo.
  • Un chupete ofrece una distracción temporal. Un chupete puede ser de utilidad durante la aplicación de una inyección, análisis de sangre u otros procedimientos, o después de ellos.
  • Un chupete puede ayudar a que tu bebé se duerma. Si tu bebé tiene problemas para acomodarse, un chupete puede ser la solución.
  • Un chupete puede aliviar las molestias durante los vuelos. Los bebés no pueden destaparse los oídos intencionalmente tragando o bostezando para aliviar el dolor causado por los cambios de presión en el aire. Succionar el chupete podría ayudar.
  • Un chupete podría ayudar a reducir el riesgo del síndrome de muerte infantil súbita (SMIS). Succionar un chupete durante la siesta y al dormir por las noches podría reducir el riesgo de SMIS. Si amamantas, espera para ofrecer un chupete hasta que tu bebé tenga entre 3 y 4 semanas de edad y que te hayas acostumbrado a una rutina de amamantamiento eficaz.
  • Los chupetes son desechables. Cuando sea el momento de dejar de usar los chupetes, puedes arrojarlos a la basura. Si tu hijo prefiere succionarse el dedo pulgar o los otros dedos, es posible que sea más difícil acabar con el hábito.

Los contras

Por supuesto, los chupetes también tienen desventajas. Ten en cuenta estas desventajas:

  • El uso precoz del chupete podría interferir con la lactancia materna. Succionar un pecho es diferente de succionar un chupete o un biberón, y algunos bebés son sensibles a estas diferencias. Las investigaciones sugieren que el uso temprano de tetinas artificiales se asocia a una disminución de la lactancia materna exclusiva y una menor duración de la lactancia materna, aunque no queda claro si las tetinas artificiales causan problemas con el amamantamiento o sirven como una solución a un problema existente.
  • El bebé podría hacerse dependiente del chupete. Si tu bebé usa un chupete para dormir, es posible que te enfrentes a episodios de llanto frecuentes a mitad de la noche cuando el chupete se le cae de la boca.
  • El uso del chupete podría aumentar el riesgo de padecer infecciones del oído medio. Sin embargo, el índice de infecciones del oído medio suele ser más bajo del nacimiento a los 6 meses, cuando el riesgo de muerte súbita del lactante es superior y tu bebé podría estar más interesado en un chupete.
  • El uso prolongado del chupete podría ocasionar problemas dentales. El uso normal del chupete durante los primeros años de vida no causa problemas dentales a largo plazo. No obstante, el uso prolongado del chupete puede hacer que los dientes de los niños se desalineen o no salgan del modo correcto.
Sept. 25, 2014 See more In-depth