Padres primerizos: Dormir lo necesario

Ser padre primerizo puede ser agotador. Prueba estas estrategias para poder dormir más durante el día y la noche.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Son las 2:00 a. m. y tu bebé recién nacido está llorando. ¿Alguna vez volverás a tener una buena noche de descanso?

Aunque la vida con un bebé recién nacido es una aventura permanente, no pierdas la esperanza. A los 3 o 4 meses, muchos bebés pueden dormir al menos cinco horas seguidas. En algún punto durante el primer año de tu bebé, es posible que duerma hasta 10 horas durante la noche. Mientras tanto, un poco de creatividad puede ayudarte a aprovechar todos los momentos que puedas para dormir.

Sugerencias para el cansancio

Si bien no hay una fórmula mágica para dormir lo suficiente, estas estrategias pueden ayudar:

  • Duerme cuando duerma tu bebé. Silencia el teléfono, oculta el cesto de la ropa sucia y no prestes atención a los platos en el lavabo de la cocina. Las llamadas y las tareas pueden esperar.
  • Deja de lado la etiqueta social. Cuando los amigos y los seres queridos te visiten, no te ofrezcas para ser la anfitriona. En su lugar, pregúntales si pueden cuidar al bebé mientras tomas una siesta.
  • No compartas la cama cuando duermas. Está bien que te lleves a tu bebé a la cama para amamantarlo o consolarlo, pero regrésalo a la cuna o al moisés cuando estés lista para volverte a dormir.
  • Reparte las obligaciones de la noche. Con tu pareja acuerden un horario que permita que ambos descansen y cuiden del bebé. Si das de mamar, tal vez tu pareja pueda traerte al bebé y se puede encargar de cambiarle los pañales a la noche. Si usas un biberón, túrnense para alimentar al bebé.
  • Prueba la espera atenta. En ocasiones, las molestias o el llanto a la mitad de la noche son simplemente un signo de que el bebé se está acomodando. A menos que sospeches que tu bebé tiene hambre o no está cómodo, está bien esperar unos minutos para ver qué sucede.
Sept. 27, 2014 See more In-depth