La forma de la cabeza del bebé: ¿Qué es lo normal?

La cabeza de un bebé se puede moldear fácilmente. Infórmate sobre por qué y cómo cuidar las partes planas.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Muchos recién nacidos tienen la cabeza ligeramente irregular. Pero, ¿es motivo de preocupación? Comprende qué causa la irregularidad de la cabeza de los bebés y cuándo es necesario un tratamiento.

¿Qué causa que la forma de la cabeza del bebé parezca irregular?

En ocasiones la cabeza del bebé se moldea de manera irregular al pasar a través del canal de parto. En otros casos, la forma de la cabeza cambia después del parto como resultado de la presión aplicada en la parte posterior de la cabeza cuando el bebé está recostado boca arriba.

Observarás dos áreas blandas en la parte superior de la cabeza de tu bebé donde los huesos del cráneo todavía no se han cerrado. Estos puntos, llamados fontanelas (mollera), permiten que la cabeza relativamente grande del bebé pase a través del estrecho canal de parto. También aloja el cerebro de tu bebé que crece rápidamente durante la infancia.

Sin embargo, debido a que el cráneo de tu bebé es moldeable, la tendencia a colocar la cabeza en la misma posición puede causar que ésta tenga una forma irregular mucho tiempo después de que la asimetría relacionada con el parto se empareje. A esto se le conoce como plagiocefalia posicional.

¿Qué es normal y qué no lo es?

El médico de tu bebé revisará las partes blandas en su cabeza y la forma de ésta al nacer y en cada examen rutinario del bebé — generalmente cada dos o cuatro meses durante el primer año.

El moldeamiento posicional puede ser más fácil de observar cuando miras la cabeza del bebé desde arriba. Desde ese punto, es posible que la parte posterior de la cabeza de tu bebé se vea más plana de un lado que del otro. El pómulo en el lado plano puede sobresalir, y la oreja en el lado plano puede parecer empujada hacia adelante.

¿Una cabeza con forma irregular es motivo de preocupación?

Es probable que la cabeza de tu bebé tome forma por sí sola. El moldeamiento posicional por lo general se considera como un asunto cosmético. Los puntos planos relacionados con la presión en la parte posterior de la cabeza no causan daño cerebral ni interfieren con el crecimiento y el desarrollo del bebé.

Ten en cuenta que si pasas mucho tiempo preocupándote por la forma de la cabeza de tu bebé, puedes perderte parte de la diversión de ser un nuevo padre. En unos cuantos meses, un mejor control de la cabeza y el cuello ayudará a tu bebé a distribuir mejor la presión en el cráneo.

Jan. 29, 2015 See more In-depth