¿Sientes curiosidad por las medidas de seguridad contra caídas para niños? Puedes disminuir el riesgo de caídas de tus hijos si tomas algunas precauciones simples en tu hogar y fuera de este.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Cada padre sabe lo difícil que es proteger a un hijo de las lesiones relacionadas con las caídas. Cuando un bebé recién aprende a caminar, hay que supervisarlo constantemente para evitar que se caiga. Más tarde, el niño puede caerse mientras trepa a hurtadillas para alcanzar el frasco de las galletas, o un niño más grande puede resbalarse cuando sube las escaleras corriendo a toda velocidad en calcetines. Aún así, puedes hacer muchas cosas para promover la seguridad contra las caídas de los niños.

En el hogar, la seguridad contra caídas para niños gira en torno a ciertas precauciones básicas. Sigue estos simples consejos:

  • Ten cuidado con las alturas. Nunca dejes solo a un bebé sobre una cama, un cambiador o un mueble. Usa las correas de seguridad en las sillas altas y otros asientos para niños. No permitas que un niño pequeño juegue solo en una escalera de emergencia, un porche alto o un balcón. Las redes de seguridad también pueden ayudar a prevenir caídas.
  • Procura que las escaleras sean seguras. Asegúrate de que las escaleras tengan pasamanos a ambos lados que vayan desde el primer peldaño hasta el último. Las escaleras deben estar despejadas y bien iluminadas.
  • Instala puertas de seguridad. Bloquea el acceso de los niños pequeños a las escaleras con puertas de seguridad. Si colocas una puerta de seguridad en la parte superior de las escaleras, sujétala a la pared.
  • Asegúrate de trabar las ventanas y de que las rejas de protección estén bien colocadas. Un niño pequeño podría pasar por una ventana con una apertura de tan solo 6 pulgadas (15,2 centímetros). Si bien todas las ventanas que se abren deben tener rejas de protección o mosquiteros, los mosquiteros solos no son lo suficientemente resistentes como para evitar que un niño salga. Alienta a los niños a no jugar cerca de las ventanas, ya que podrían caerse a través del vidrio. No almacenes ni coloques objetos a los que un niño podría treparse cerca de una ventana.
  • Evita el acceso a cables de extensión y escaleras de mano. Es fácil tropezar con los cables de extensión. Guarda las escaleras en los laterales de un cobertizo o garaje.
  • Ocúpate de las superficies resbaladizas o desniveladas. Coloca una alfombra de goma en la bañera para evitar resbalones y limpia los sólidos o líquidos derramados en la cocina rápidamente. Usa bases para alfombras hechas de espuma, cinta de doble cara o una almohadilla de goma debajo de las zonas con alfombras para evitar que estas se deslicen. Arregla las aceras y los peldaños rotos o astillados tan pronto como sea posible.
  • Evita los andadores. Un niño pequeño que usa un andador podría tropezarse y caerse al suelo o caerse por las escaleras mientras usa un andador. En su lugar, considera usar un centro de actividades fijo.
  • Usa luces de noche. Considera usarlas en la habitación de tu hijo, el baño y los pasillos para prevenir caídas durante la noche.

A pesar de tus mejores intentos por promover la seguridad de los niños en el hogar, las caídas aún pueden ocurrir. Para disminuir el riesgo de lesiones, cubre los muebles que poseen bordes filosos y las esquinas de la chimenea con protectores.

Cuando te encuentres fuera del hogar, sigue teniendo presente las medidas de seguridad contra caídas para los niños:

  • Ajusta los cinturones de seguridad. Siempre sujeta con correas a los niños en los asientos del automóvil, los cochecitos y los asientos de los carritos de compras. Nunca dejes solo a tu hijo en un carrito de compras ni le permitas pararse o ir en la cesta del carrito, ya que esta podría voltearse.
  • Examina las áreas de juego. Observa las superficies de viruta, arena, mantillo o goma triturada debajo de los equipos de juego. Intenta quitar todos los obstáculos que representen un peligro de tropiezo, como las piedras, y guía a tu hijo para que realice actividades adecuadas para su edad.
  • Ten cuidado con las escaleras mecánicas. Evita subir con un cochecito a las escaleras mecánicas. Lleva a tu hijo en brazos o agárralo de la mano siempre mientras usan este tipo de escaleras y controla que sus prendas no estén colgando.
  • Presta atención a las superficies resbaladizas. Recomienda a tu hijo que circule por las zonas mojadas, oscuras y pavimentadas con cuidado en épocas de bajas temperaturas. Asegúrate de que tu hijo use zapatos, zapatillas o botas con agarre cuando haya mal tiempo. Un abrigo voluminoso o grueso puede proporcionar amortiguación en el caso de una caída. Asimismo, evita llevar a un niño en brazos cuando camines sobre una superficie resbaladiza.

Para que tu hijo no sufra caídas, hace falta algo más que suerte. Toma estas precauciones y ayudarás a prevenir lesiones.

April 12, 2014