Dehidroepiandrosterona: la evidencia de las afirmaciones sobre antienvejecimiento es escasa

Si están considerando tomar dehidroepiandrosterona, obtén la información necesaria. Las investigaciones no necesariamente respaldan las afirmaciones sobre antienvejecimiento de los suplementos.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La deshidroepiandrosterona a menudo se promociona como una terapia contra el envejecimiento, y se utiliza como protección contra las enfermedades crónicas y para mantener la energía y el vigor. No obstante, la mayoría de las investigaciones no respaldan estas afirmaciones. A continuación, el Dr. K. Sreekumaran Nair, M.D., Ph.D., endocrinólogo de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, responde preguntas sobre la deshidroepiandrosterona.

¿Qué es la deshidroepiandrosterona?

El cuerpo produce la hormona deshidroepiandrosterona de forma natural en la glándula suprarrenal. A su vez, la deshidroepiandrosterona ayuda a producir otras hormonas, entre ellas, la testosterona y el estrógeno.

Hay una versión sintética de deshidroepiandrosterona disponible en forma de píldora. En los Estados Unidos, se vende como suplemento dietético. Hay estudios que demuestran que el control de calidad de este suplemento es bajo.

¿En qué se relaciona la deshidroepiandrosterona con el envejecimiento?

Los niveles de deshidroepiandrosterona llegan a su punto máximo al principio de la edad adulta y luego caen lentamente a medida que envejeces. Algunas personas sospechan que los niveles bajos de deshidroepiandrosterona causan los cambios frecuentes relacionados con la edad o contribuyen con estos, como la disminución de la masa muscular, la reducción de la densidad ósea y el deterioro cognitivo.

En teoría, tomar suplementos de deshidroepiandrosterona para mantener sus niveles podría enlentecer el proceso de envejecimiento. Pero las investigaciones no han probado que esto sea verdad.

Las evidencias acerca de la deshidroepiandrosterona por lo general no muestran beneficios. Unos pocos estudios de investigación sugieren que la deshidroepiandrosterona puede mejorar la densidad mineral del hueso de la cadera tanto en los hombres como en las mujeres, como también la densidad mineral ósea de la columna vertebral en las mujeres. Otros estudios pequeños indicaron que la deshidroepiandrosterona puede mejorar el bienestar psicológico y la memoria, reducir la grasa corporal y mejorar la fuerza muscular.

Sin embargo, otras investigaciones no apoyan estos resultados. Las mejorías en la densidad ósea fueron pequeñas en comparación con las observadas después del tratamiento con medicamentos aprobados para la osteoporosis. La mayoría de los estudios no indican un efecto de la deshidroepiandrosterona en el estado de ánimo o la función cognitiva, ni en la grasa o el desempeño muscular.

Por ejemplo, un estudio realizado por Mayo Clinic examinó el uso de los suplementos de deshidroepiandrosterona en adultos mayores durante dos años y no encontró beneficios antienvejecimiento. Aunque los niveles de deshidroepiandrosterona aumentaron hasta los mismos niveles encontrados en las personas más jóvenes, no hubo diferencias entre los que tomaron deshidroepiandrosterona y los que no, en términos de la composición corporal, el desempeño físico, la susceptibilidad a la insulina o la calidad de vida. Algunos estudios también mostraron que a pesar de los modestos aumentos de los niveles de testosterona en las mujeres posmenopáusicas, la deshidroepiandrosterona no incrementó el desempeño físico en los ejercicios de entrenamiento.

Es probable que, con el tiempo, la deshidroepiandrosterona resulte tener beneficios para tratar a las personas con ciertas afecciones diagnosticadas, como la insuficiencia suprarrenal, el lupus, la disfunción ovárica y las alergias. No obstante, se necesitan más estudios.

Sept. 09, 2014 See more In-depth