Video: Flexiones de brazos modificadas

Transcript

Dr. Laskowski: Las flexiones de brazos son un ejercicio clásico en el que se usa el peso corporal como resistencia. Las flexiones de brazos ejercitan los músculos pectorales, que son los que se encuentran en la parte delantera de la pared torácica. Además, trabajan los músculos tríceps, que se encuentran en la parte posterior de la parte superior del brazo. Las flexiones de brazos pueden ser un gran ejercicio para la estabilidad si se realizan correctamente. Cuanto más fuertes son los músculos centrales, más fácil es practicar la mayoría de los deportes y actividades físicas.

Nicole Krupa: Para hacer flexiones modificadas, apóyate sobre las manos y las rodillas, con los ojos en dirección al piso. Coloca las manos a una distancia un poco mayor que el ancho de los hombros y las rodillas separadas con comodidad. Asegúrate de contraer los músculos abdominales y de mantenerlos contraídos durante el ejercicio. Dobla lentamente los codos y baja el pecho hasta que el mentón llegue al piso, luego vuelve lentamente a la posición inicial. Sentirás tensión en los músculos de la espalda, el abdomen y la parte superior de los brazos.

Cuando hagas las flexiones modificadas, mantén la espalda recta. Ten cuidado y no dejes que la espalda se hunda ni se arquee. Además, haz movimientos suaves y controlados. No bajes ni levantes el cuerpo demasiado rápido.

Otra opción es hacer flexiones modificadas contra una pared. Para eso, párate frente a una pared. Apóyate sobre las manos contra la pared. Mantén las rodillas separadas a una distancia cómoda. Coloca las manos en la pared al nivel de los hombros, un poco más abiertas que el ancho de los hombros. Asegúrate de contraer los músculos abdominales y de mantenerlos contraídos durante el ejercicio. Dobla lentamente los codos y baja el pecho hasta que el mentón llegue a la pared. Luego, regresa a la posición inicial. Sentirás tensión en los músculos de la espalda, el abdomen y la parte superior de los brazos.

Cuando hagas las flexiones contra la pared, mantén la espalda recta. Ten cuidado y no dejes que la espalda se hunda ni se arquee. Además, haz movimientos suaves y controlados.

Recuerda: independientemente del tipo de flexiones que hagas, mantén el cuerpo recto, los músculos abdominales contraídos y realiza movimientos suaves y controlados. La forma y técnica correctas te ayudarán a lograr los mejores resultados posibles.

Jan. 05, 2017