Caminar: para adelgazar tu cintura y mejorar tu salud

¿Estás listo para recibir los beneficios que aporta caminar? Te mostramos cómo empezar — y mantenerte motivado.

Escrito por personal de Mayo Clinic

¿Realmente puedes caminar para mejorar tu forma física? ¡Claro que sí! Empieza hoy mismo.

Conoce los beneficios

La actividad física no tiene por qué ser complicada. Algo tan simple como un paseo diario enérgico puede ayudarte a vivir una vida más sana.

Por ejemplo, caminar vigorosamente a diario puede ayudarte a:

  • Mantener un peso sano
  • Prevenir o controlar varias enfermedades, incluyendo enfermedades del corazón, presión sanguínea alta y diabetes de tipo 2
  • Fortalecer los huesos y músculos
  • Levantar el ánimo
  • Mejorar el equilibrio y la coordinación

Mientras más rápido, más lejos y más frecuentemente camines, mayores serán los beneficios.

Considera la técnica

Pasar de caminar normalmente a caminar con objetivos deportivos requiere de una buena postura y movimientos decididos. Idealmente, así es cómo te verías al caminar:

  • Llevas la cabeza erguida, miras hacia adelante y no hacia el suelo.
  • El cuello, los hombres y la espalda están relajados y no rígidamente rectos.
  • Los brazos se balancean libremente con una ligera curva en los codos. Si los brazos bombean un poco está bien.
  • Los músculos del estómago están ligeramente apretados y la espalda recta, sin arquear hacia adelante o hacia atrás.
  • Caminas con fluidez, haciendo rodar los pies desde el talón hasta los dedos.

Planifica tu rutina

A medida que empieces tu rutina de caminar, recuerda:

  • Elige quipo adecuado.Escoge calzado con un apoyo en el arco adecuado, un talón firme y unas suelas flexibles y gruesas para proteger los pies y absorbes los impactos. Si caminas al aire libre cuando se ha puesto el sol, viste colores vivos o con cintas reflectantes para que te vean.
  • Escoge tu trayecto con cuidado. Si vas a caminar al aire libre, evita caminos con aceras agrietadas, baches, ramas bajas o pasto desnivelado. Si el tiempo no ayuda para caminar, considera caminar dentro de un centro comercial que ofrezca períodos abiertos a los que caminan.
  • Haz calentamiento. Camina a ritmo lento durante 5 o 10 minutos para calentar los músculos y preparar el cuerpo para el ejercicio.
  • Enfría los músculos. Al final de tu caminata, camina a ritmo lento durante 5 o 10 minutos para ayudar a que tus músculos se distiendan.
  • Estírate. Después de relajarte, estira con cuidado los músculos. Si prefieres estirar antes de caminar, recuerda hacer calentamiento antes.
March 19, 2016 See more In-depth