Lesiones por uso excesivo: cómo prevenir las lesiones al entrenarte

Las lesiones por uso excesivo pueden ocurrir cuando tratas de hacer demasiada actividad física demasiado rápido. Infórmate sobre cómo hacer ejercicio gradual mientras llegas a una buena forma física.

By Mayo Clinic Staff

Si estás pensando en iniciar un nuevo programa de actividad física o en reforzar tu rutina de entrenamiento actual, podrías correr el riesgo de sufrir una lesión por uso excesivo, lo que al fin podría impedirte seguir con la actividad. Descubre las causas de las lesiones por uso excesivo y cómo aumentar tu nivel de actividad de manera segura.

Causas comunes de las lesiones por uso excesivo

Una lesión por uso excesivo puede ocurrir en cualquier tipo de músculo o articulación, como la tendinitis o las fracturas por estrés, causadas por un trauma repetido. Normalmente están provocadas por:

  • Errores de entrenamiento. Los errores de entrenamiento pueden suceder cuando haces demasiada actividad demasiado rápido. Ir muy rápido, ejercitarse durante mucho tiempo o, simplemente, repetir demasiado un tipo de actividad, puede forzar los músculos y llevar a una lesión por uso excesivo.
  • Errores de técnica.Usar mala técnica también puede causarle daño a tu cuerpo. Si no usas buena técnica al hacer una serie de ejercicios de fuerza, por ejemplo al hacer un swing con el palo de golf, o un tiro en béisbol, puedes sobrecargar ciertos músculos y causarte una lesión por uso excesivo.

Factores de riesgo de la lesión por uso excesivo

Aunque todo el mundo puede sufrir una lesión por uso excesivo, puedes ser más propenso a este tipo de lesión si tienes ciertas enfermedades. Estas lesiones también pueden ocurrir con más facilidad a medida que envejeces, especialmente si no reconoces el impacto que el envejecimiento puede tener sobre el cuerpo y no cambias, en consecuencia, tu rutina de ejercicios.

Por estas razones, es buena idea hablar antes con el doctor cuando quieras empezar una nueva actividad o reforzar la actual. Podrá ofrecerte consejos para hacer que la actividad física sea más segura en tu caso. Si padeces una debilidad muscular en la cadera, por ejemplo, el doctor podría mostrarte ejercicios para corregir el problema y prevenir el dolor de rodillas.

Feb. 09, 2016 See more In-depth