Ejercicio: Encuentra tiempo para hacer actividad física

Encontrar el tiempo para ponerte en forma puede ser difícil. La clave está en que te resulte conveniente. Ten en cuenta los siguientes consejos prácticos.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Sabes que estar en buena forma es importante para tu salud y bienestar. El problema es que tus días son una mezcla de trabajo, quehaceres domésticos, recados y momentos compartidos con familiares y amigos. Reservarte tiempo suficiente para dormir puede ser difícil; ni hablar entonces de tiempo para ejercitarte.

Pero primero, lo primero. ¿Cuánto ejercicio necesitas realmente?

Para los adultos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda un mínimo semanal de 150 minutos de actividad aeróbica moderada, junto con dos sesiones de entrenamiento para el fortalecimiento muscular. Esto puede parecer mucho pero, si te ejercitas a un ritmo moderado, son aproximadamente 30 minutos diarios, cinco días a la semana. Por ejemplo, una caminata vigorosa es una actividad de ritmo moderado.

También puedes hacer una actividad intensa durante 75 minutos para cumplir con tu meta semanal de ejercicio aeróbico. Por ejemplo, actividades intensas son la marcha atlética, trotar y correr.

Entonces, ¿cómo puedes encontrar el tiempo para ponerte en forma? La clave está en la flexibilidad y en hacer del ejercicio un estilo de vida. Y recuerda: toda actividad física — no solo los programas de ejercicio formaleses — es una ayuda para tu salud.

Comprométete.

Es importante que planifiques de antemano para evitar que otros deberes empujen el entrenamiento fuera de tu alcance. Haz del ejercicio una prioridad:

  • Ponlo en el calendario. Así como programas tus citas, también programa la actividad física que harás durante el día. No cambies tu cita con el ejercicio por cada interrupción que aparezca.
  • Sé parte de un equipo. Inscríbete en un equipo de fútbol, softball o voleibol a través del departamento de recreación y parques locales. Comprometerse con un equipo es una excelente motivación.
  • Únete a un gimnasio. Inscríbete en un gimnasio cercano para tomar clases de ejercicio grupales. El costo puede ser un incentivo extra para que perseveres.
  • Usa una pulsera de actividad o un podómetro. Ver cuánto has avanzado puede motivarte a ir por más.

Recluta a tu familia, amigos, colegas e incluso a tu mascota

Hacer actividad física puede ser más divertido cuando estás acompañado:

  • Involucra a toda la familia. Realicen caminatas grupales antes o después de cenar. Jueguen a la pelota. Monten en bicicleta.
  • Crea un grupo de caminata a la hora del almuerzo. Una rutina regular y el apoyo de tus compañeros puede ayudarte a cumplir con el programa.
  • Haz que tu perro participe. Realiza caminatas diarias con Fido o Fluffy. Si no tienes un perro, pide uno prestado. Un perro entusiasta puede ser la motivación que necesitas para calzarte las zapatillas deportivas.
  • Recluta a un compañero de caminatas. De esta manera, aún en esos días en que te falta un poquito de motivación, saber que en cualquier momento tu amigo llegará a tu puerta listo para esa caminata, te ayudará a moverte.
  • Planea salidas activas. Cítate con un amigo para hacer una caminata por un parque local o lleva a la familia a pasar el día al zoológico. Sal a bailar con tus amigos.
  • Sé social. Ve a un club de baile, a un grupo de senderismo o a una liga de golf, haz la prueba. El estímulo de los demás puede ayudarte a perseverar en una nueva actividad.
Aug. 06, 2016 See more In-depth