El calor y el ejercicio: cómo mantenerte fresco cuando hace calor

Mantente seguro durante el ejercicio cuando hace calor tomando suficientes líquidos, llevando ropa apropiada y prestando atención a cuándo y cuánto te ejercitas para evitar calor extremo.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Ya sea que estés corriendo, jugando un partido de basquetbol o haciendo una caminata, ten cuidado cuando la temperatura sube. Si haces ejercicio al aire libre cuando hace calor, toma estas precauciones de sentido común para prevenir las enfermedades provocadas por el calor.

Cómo el calor afecta tu cuerpo

Ejercitarse cuando hace calor añade estrés extra a tu cuerpo. Si no tienes cuidado al hacer ejercicio en el calor, estás en riesgo de una enfermedad seria. Tanto el ejercicio como la temperatura del aire incrementan tu temperatura corporal.

Para ayudar a enfriarte, tu cuerpo manda más sangre a circular por tu piel. Esto deja menos sangre en tus músculos, lo que a su vez incrementa tu ritmo cardiaco. Si la humedad también es alta, tu cuerpo enfrenta más estrés porque el sudor no se evapora de tu piel. Eso eleva tu temperatura corporal aún más.

Enfermedades por calor

Bajo condiciones normales, tu piel, vasos sanguíneos, y nivel de transpiración se ajustan al calor. Pero estos sistemas naturales de enfriamiento pueden fallar si estás expuesto a altas temperaturas y humedad por mucho tiempo, sudas mucho, y no tomas suficientes fluidos.

El resultado puede ser una enfermedad por calor. Las enfermedades por calor ocurren dentro de un espectro, comenzando como leves pero empeorando cuando no son tratadas. Las enfermedades por calor incluyen:

  • Calambres por calor. Los calambres por calor, que a veces se asocian con el ejercicio, son contracciones musculares dolorosas. Los músculos afectados pueden sentirse firmes al tacto, y puedes sentir dolor o espasmos musculares. Tu temperatura corporal puede ser normal. .
  • Síncope por calor o colapso asociado al ejercicio. El síncope por calor es una sensación de mareo o desmayo causado por altas temperaturas, que por lo general ocurre después de estar parado por mucho tiempo o al levantarte rápido luego de estar sentado por mucho tiempo. El colapso asociado al ejercicio consiste en sentirse mareado o desmayarse después de hacer ejercicio, y puede ocurrir especialmente si dejas de correr y estás de pie después de haber participado en una carrera o de haber corrido por mucho tiempo.
  • Agotamiento por calor. Con el agotamiento por calor, tu temperatura corporal puede subir hasta 40°C (104°F), y puedes experimentar náuseas, vómitos, debilidad, dolor de cabeza, desmayos, sudores, y piel fría y húmeda. Si no se trata, se puede transformar en insolación.
  • Insolación. La insolación es un trastorno de emergencia que puede ser mortal, y que ocurre cuando tu temperatura corporal es mayor a 40ºC (104ºF). Tu piel puede estar seca porque no sudas, o puede estar húmeda.

    Puedes experimentar confusión, irritabilidad, dolor de cabeza, problemas de ritmo cardiaco, mareos, desmayos, náuseas, vómitos, problemas de visión y fatiga. Quizas necesites atención médica inmediata para prevenir daño cerebral, falla orgánica o incluso la muerte. p

May 06, 2017 See more In-depth