Cómo enfrentar un duelo y las emociones dolorosas

Tarde o temprano, cada uno de nosotros experimentará esa puñalada en el corazón llamada dolor. Enfrentar la pena es un reto como ningún otro. ¿Cómo puedes reorganizar tu vida, sanar las heridas, y seguir adelante sin sentir que estás traicionando la memoria de tu ser amado?

Cómo enfrentar las emociones inesperadas del dolor

En mi profesión como oncólogo, a diario veo personas con cáncer luchando por la vida y muriendo. Todos los días, veo también familiares que luchan con el inevitable final de la vida — familias que no están preparadas para la avalancha de emociones que los arrastra cuando llega el momento del fin, aun cuando sabían que la muerte era inminente.

Sé lo desafiantes y devastadoras pueden llegar a ser las emociones intensas del dolor, porque me ha pasado.

Hace casi 30 años, salí a correr una mañana muy fría de invierno. Cuando llegué a casa, mi hijo, Ed, que en ese entonces tenía 18 años, con compasión me dio la noticia — mi madre había muerto. Aunque mi madre había luchado contra el cáncer de seno y el alcoholismo, la noticia me sacudió como si un madero de 4 pulgadas atravesara mi abdomen. Sentí que me abandonaba cada onza de vitalidad. Necesité usar toda mi energía para evitar desplomarme. A medida que las horas se convertían en días, se volvió desgastante — incluso físicamente doloroso — tomar cualquier decisión. Nuestra familia no estaba preparada en absoluto para los sentimientos de confusión y desorganización que vinieron luego de la noticia.

Jan. 15, 2015 See more In-depth