Final de la vida: cuidado de un ser querido que está muriendo

Ya sea que lleves a un ser querido que está muriendo a casa o lo cuides en el hospital, puedes tomar medidas para que sienta más comodidad o alivio al final de la vida.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Cuidar de un ser querido que está muriendo no es fácil. Incluso cuando sabes que la muerte se acerca, es posible que no te sientas preparado. Comprender lo que puedes esperar y lo que puedes hacer para aumentar la comodidad de tu ser querido puede ayudar.

Cómo decidir dónde morir

Quizás haya opciones para tu ser querido en cuanto a la atención terminal. Las opciones pueden comprender:

  • Atención domiciliaria. La mayoría de las personas prefieren morir en sus hogares o en el hogar de algún miembro de la familia. Puedes asumir la responsabilidad del cuidador o contratar servicios de atención domiciliaria para obtener apoyo. También se pueden obtener cuidados terminales domiciliarios, que son servicios que ayudan a garantizar la más alta calidad de vida durante el tiempo de vida que quede.
  • Atención hospitalaria. Algunas personas podrían preferir recibir atención las 24 horas en una casa de convalecencia, hospital o centro hospitalario especializado en cuidados terminales. Pueden ofrecerse cuidados terminales y paliativos — un enfoque de tratamiento holístico que tiene el objetivo de aliviar los síntomas, reducir el dolor y abordar las inquietudes espirituales y psicológicas — en cualquiera de estos entornos.

Trata de tener claro cuál es el tipo de cuidado que tu ser querido quiere para el final de su vida. Mucha gente que se está muriendo elige dejar los tratamientos que causan efectos secundarios de importancia, y prefiere los tratamientos que aumentan su comodidad. Tu ser querido quizás también prefiera morir sin la carga de las máquinas que lo mantienen vivo, como los respiradores artificiales y las máquinas de diálisis.

Quizás te preocupes porque abandonar estos tipos de tratamiento va a apresurar la muerte de tu ser querido, pero los estudios muestran que enfocarse en controlar los síntomas generalmente no acorta la vida, y hasta puede extenderla, mientras que ayuda a que tu ser querido experimente la muerte en paz.

Al analizar las opciones con tu ser querido, considera sus preferencias así como sus necesidades físicas, emocionales y psicosociales especiales. Evalúa cuánto apoyo pueden brindar los miembros de la familia y los amigos. Para obtener ayuda a fin de determinar cuál es la mejor opción, habla con el equipo de atención médica de tu ser querido o con un asistente social. Podrías solicitar una derivación a especialistas en cuidados paliativos o terminales, que son profesionales de salud capacitados especialmente en la atención de personas que se acercan al final de la vida.

La espiritualidad al final de la vida

A medida que tu ser querido se acerca al fin de la vida, es probable que hable de la espiritualidad o el significado de la vida. No fuerces el tema, pero si sale, alienta a tu ser querido a que explore y aborde sus sentimientos. Es recomendable que le formules preguntas abiertas sobre sus creencias y vivencias o sobre los momentos más significativos. También puedes invitar a un líder espiritual para que lo visite.

Despedirse

Puedes ayudar a tu ser querido a comunicar sus deseos finales para la familia y los amigos. Anima a tu ser querido a que comparta sus sentimientos, como agradecer o perdonar, y les dé a otras personas la oportunidad de despedirse. Esto podría estimular un debate sobre ideas importantes que siempre se callaron, lo que puede ser provechoso para todos.

Tu ser querido también podría encontrar consuelo en dejar un legado, como crear una grabación sobre su vida o escribir cartas a seres queridos, en especial referidas a acontecimientos importantes del futuro.

April 05, 2017 See more In-depth