La terapia asistida por animales puede ayudar a sanar o disminuir la depresión y la fatiga.

Escrito por personal de Mayo Clinic

¿La medicina recurrirá a los perros? Sí, pero de buena manera. La terapia con mascotas está ganando adeptos en el cuidado de la salud y otras áreas afines. Averigua de qué se trata esta tendencia creciente.

La terapia con mascotas es un término amplio que incluye la terapia asistida por animales y otras actividades asistidas por animales. Este es un campo en expansión que utiliza perros u otros animales para ayudar a las personas a recuperarse o a afrontar mejor los problemas de salud, como las enfermedades cardíacas, el cáncer y los trastornos mentales.

Por otra parte, las actividades asistidas por animales tienen un objetivo más general, como brindar consuelo y esparcimiento a los residentes de las casas de reposo.

Imagina que estás en el hospital. El médico menciona el programa de terapia asistida con animales del hospital y te pregunta si te interesaría. Dices que sí, y el médico organiza que alguien te cuente más sobre el programa. Poco después de eso, un perro de asistencia y su entrenador te visitan en la habitación del hospital. Se quedan durante 10 o 15 minutos. Te invitan a acariciar al perro y a hacerle preguntas al entrenador.

Después de la visita, te das cuenta de que estás sonriendo. Y te sientes un poco menos cansado y un poco más optimista. No puedes esperar para contarle a tu familia todo sobre ese perro encantador. A decir verdad, ya estás ansioso esperando la próxima visita del perro.

La terapia asistida por animales puede reducir de manera significativa el dolor, la ansiedad, la depresión y la fatiga en las personas que presentan múltiples y variados problemas de salud:

  • Niños que tienen procedimientos dentales
  • Personas que reciben tratamiento oncológico
  • Personas que están internadas en centros de cuidado a largo plazo
  • Personas hospitalizadas que padecen insuficiencia cardíaca crónica
  • Veteranos de guerra con trastorno por estrés postraumático

Y no es solo la persona enferma quien recibe los beneficios. Los familiares y amigos presentes durante las visitas con los animales dicen que ellos también se sienten mejor. También se les puede enseñar a los animales a reforzar los hábitos rehabilitadores en los pacientes, tales como lanzar una pelota o caminar.

La terapia con animales domésticos se utiliza también en contextos no médicos, tales como universidades y programas comunitarios, para ayudar a las personas a afrontar la ansiedad y el estrés.

Las mayores preocupaciones, particularmente en los hospitales, son la seguridad y la higiene. La mayoría de los hospitales y otros lugares en los que se realiza terapia con mascotas tienen normas estrictas para garantizar que los animales estén limpios, vacunados, bien entrenados y que hayan sido evaluados para garantizar que tengan un comportamiento adecuado.

Es importante tener en cuenta que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) nunca han recibido un informe de infección provocada por la terapia asistida por animales.

Hay más de una docena de perros de terapia registrados en el programa de terapia y apoyo asistidos con caninos de Mayo Clinic. Estos perros hacen visitas regulares a distintos departamentos del hospital e incluso realizan visitas especiales a pedido. Los perros son una distracción agradable, y ayudan a reducir el estrés y la ansiedad que pueden producir las visitas al hospital.

Aug. 19, 2016