Medicina complementaria y alternativa: evalúa las promesas

No te tomes literalmente todas las promesas de la medicina complementaria y alternativa. Investiga cuando estes considerando terapias de medicina complementaria y alternativa.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los tratamientos de medicina complementaria y alternativa, como los remedios a base de hierbas y la acupuntura, son cada vez más populares. Y gracias a la cantidad cada vez mayor de investigaciones sobre medicina alternativa y complementaria, los médicos ahora pueden comprender el rol de estas terapias alternativas en el tratamiento y en la prevención de la enfermedad. De hecho, los tratamientos de medicina convencional y medicina alternativa pueden ofrecerse, en conjunto, en una práctica que se denomina «medicina integrativa».

Si bien la medicina alternativa y complementaria (también conocida como «CAM») te ofrece más opciones, no todos los tratamientos que brinda se investigaron lo suficiente como para saber si son seguros o eficaces.

Cuando consideres un tratamiento de medicina alternativa y complementaria, sé abierto y, a la vez, escéptico. Obtén información sobre los beneficios y los riesgos potenciales. Reúne información de muchas fuentes y verifica las credenciales de los profesionales de medicina alternativa y complementaria. También habla con el médico antes de probar un tratamiento, sobre todo si tomas medicamentos o tienes algún problema de salud crónico, para asegurarte de que no sea perjudicial para ti.

Cómo evaluar las promesas de un tratamiento

Busca estudios científicos sólidos

Cuando investigues sobre tratamientos de medicina complementaria y alternativa, haz lo que hacen los médicos. Busca estudios clínicos de alta calidad. Estos amplios ensayos aleatorizados y controlados se publican en revistas con revisión científica externa, que solo publican artículos revisados por expertos independientes.

Hay más probabilidades de que los resultados de estos estudios sean confiables. Puedes encontrar muchos de estos estudios en Internet o puedes consultar con un bibliotecario en la biblioteca de tu zona.

Ten cautela con los estudios en animales, los estudios de laboratorio o los estudios en los que participa una pequeña cantidad de personas. Los resultados de estos estudios tal vez no sean válidos cuando se prueben en ensayos clínicos más amplios o en personas. Por último, recuerda que las recomendaciones de salud sensatas generalmente se basan en un conjunto de investigaciones, no en un único estudio.

Si bien los estudios científicos son la mejor forma de evaluar si un tratamiento es seguro y efectivo, no siempre es posible encontrar estudios adecuados sobre medicina alternativa. Que falte evidencia no necesariamente quiere decir que el tratamiento no dé resultado; pero sí hace que sea más difícil evaluar si un tratamiento en particular es seguro y efectivo. Si tienes alguna inquietud, no dudes en consultar a tu médico.

Cómo eliminar la información errónea

Internet está llena de información sobre tratamientos de medicina complementaria y alternativa, pero no toda esta información es precisa. Para separar la información buena de la mala, usa estos tres datos:

  • Fechas. Verifica la fecha de creación o de actualización de cada artículo. Si no encuentras la fecha, no des por sentado que el artículo es reciente. Los materiales viejos tal vez no contengan los hallazgos nuevos, como los efectos secundarios descubiertos recientemente ni los avances en el campo.
  • Documentación. Verifica las fuentes. ¿Los creadores y revisores de la información son profesionales de salud calificados? ¿Se puede identificar con claridad la publicidad? Busca el logo de la Fundación Health on the Net (HON); esto significa que el sitio sigue los principios HON de confiabilidad y credibilidad de la información. Si buscas información en medios sociales, asegúrate de encontrar fuentes confiables y de buena reputación, como National Cancer Institute (Instituto Nacional de Cancerología).
  • Vuelve a revisar. Reúne la mayor cantidad de información posible. Visita varios sitios web de salud y compara la información. El sitio de National Center for Complementary and Integrative Medicine (Centro Nacional para la Medicina Complementaria e Integral) es una fuente de información confiable.Si no puedes hallar evidencia que respalde las promesas de un producto de medicina complementaria y alternativa, comienza a dudar. Y antes de seguir cualquier consejo que hayas leído en Internet o que te haya dado un especialista en medicina complementaria y alternativa, asesórate con tu médico.

Suplementos: que sea natural no siempre significa que sea seguro

Los remedios a base de hierbas, vitaminas y minerales, y los suplementos dietéticos se comercializan como productos «naturales», pero esto no siempre significa que sean seguros. Estos productos pueden tener graves efectos secundarios.

Incluso algunas vitaminas y minerales pueden causar problemas cuando se toman en cantidades excesivas. Por ello, es importante que investigues los posibles beneficios y efectos secundarios de los suplementos de hierbas y dietéticos. Camina sobre seguro con estos consejos:

  • Habla con el médico antes de consumir cualquier suplemento dietético. Esto es especialmente importante si estás embarazada o amamantando, o si tienes una enfermedad crónica como la diabetes o una enfermedad cardíaca.
  • Evita las interacciones entre medicamentos. Los medicamentos recetados y de venta libre pueden interactuar con ciertos suplementos dietéticos. Por ejemplo, el suplemento de ginkgo puede interactuar con el anticoagulante warfarina (Coumadin) y aumentar el riesgo de sufrir complicaciones de sangrado graves.
  • Antes de una cirugía, dile al médico qué suplementos tomas. Algunos suplementos pueden causar problemas durante la cirugía, como cambios en el ritmo cardíaco o en la presión arterial, o aumentar el sangrado. Es aconsejable que los suspendas como mínimo de dos a tres semanas antes del procedimiento.
Sept. 29, 2017 See more In-depth