Los niños y el tiempo frente a la pantalla: cómo guiar a tus hijos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las pantallas están en todos lados. En consecuencia, controlar el tiempo que un niño pasa frente a ellas se ha vuelto mucho más difícil para los padres. Para complicar las cosas, parte del tiempo que pasa frente a ellas puede ser educativo y ayudar en su desarrollo social.

Entonces, ¿cómo controlar el tiempo que pasan frente a las pantallas? Aquí te presentamos un manual básico sobre cómo guiar el uso de los medios y de los dispositivos electrónicos de tus hijos.

La Academia Americana de Pediatría aconseja que no se usen los medios, excepto para chatear por video, con los niños menores de 18 a 24 meses. Si quieres compartir los medios digitales con los niños de entre 18 y 24 meses, asegúrate de que sea de alta calidad, y evita que use estos medios solo. Para los niños entre los 2 y los 5 años, limita su tiempo frente a la pantalla a una hora de programación de alta calidad. Al crecer tu hijo, no va a funcionar el acercamiento de seguir una recomendación general para todos. Vas a tener que decidir cuánto uso de los medios le vas a permitir a tu hijo por día, así como qué clases de medios son apropiados.

Los problemas de pasar tiempo frente a la pantalla

La Academia Americana de Pediatría recomienda desalentar el uso de los medios en niños menores de 2 años y, en niños mayores, limitar el tiempo frente a las pantallas a no más de una o dos horas al día.

Los juegos desestructurados son más valiosos para el desarrollo cerebral de un niño pequeño que los medios electrónicos. A pesar de que muchos programas en los medios digitales dicen ser educativos, es más probable que los niños menores de 2 años aprendan y recuerden información de presentaciones en vivo que las provenientes de un video.

A partir de los 2 años, los niños pueden sacar ventaja de ciertos momentos frente a la pantalla; los programas con música, movimiento e historias son un buen ejemplo. Sin embargo, el tiempo inactivo que pasan frente a la pantalla no debería reemplazar a la lectura, los juegos o la resolución de problemas. Además, es fundamental que controles los programas que tus hijos miran y los juegos o aplicaciones que usan para asegurarte de que sean apropiados.

A medida que tus hijos crezcan, ten en cuenta que las siguientes condiciones han sido vinculadas a un exceso o a una mala calidad de tiempo frente a la pantalla:

  • Obesidad
  • Horarios de sueño irregulares y una duración menor del sueño
  • Problemas de conducta
  • Pérdida de aptitudes sociales
  • Violencia
  • Menos tiempo para jugar

Crea reglas para el tiempo frente a las pantallas

En reconocimiento al hecho de que las pantallas están en todos lados, la Academia Americana de Pediatría ha realizado un simposio para compartir consejos prácticos para padres. Los expertos han notado que los niños siguen haciendo lo mismo que han hecho siempre solo que, en general, ahora lo hacen virtualmente. En consecuencia, tiene sentido que los padres apliquen las mismas reglas en los entornos reales y virtuales de los niños. Esto quiere decir que juegues con tus hijos, les enseñes sobre la bondad, que te involucres y que conozcas a sus amigos y lo que hacen juntos.

Los expertos también indicaron que la calidad de los medios de comunicación a los que tus hijos están expuestos es más importante que la plataforma o la cantidad de tiempo que se pase en ella.

Nov. 18, 2016 See more In-depth