Nutrición infantil: ¡10 consejos para los quisquillosos con la comida!

La nutrición infantil no tiene por qué ser frustrante. Ten en cuenta estas estrategias para evitar luchas de poder y ayudar a aquellos más quisquillosos de la familia a seguir una dieta equilibrada.

Escrito por personal de Mayo Clinic

¿Tu hijo en edad preescolar no quiere comer nada que no sean nuggets de pollo? ¿O tu hijo de dos años prefiere jugar a comer?

Si la nutrición infantil es para ti un tema irritante, no estás solo. Muchos padres se preocupan por lo que comen sus hijos y por lo que no comen. No obstante, la mayoría de niños obtiene variedad y nutrición en sus dietas a lo largo de la semana. Hasta que la preferencia por los alimentos de tu hijo madure, ten en cuenta estos consejos para prevenir las batallas a la hora de comer.

1. Respeta el apetito de tu hijo, o la falta de él

Si tu hijo no tiene hambre, no le fuerces a comer. Asimismo, no lo sobornes o fuerces a comer ciertos alimentos o a que limpie el plato. Esto sólo podrá encender o reforzar la lucha de poder por la comida. Además, tu hijo puede haber asociado la hora de comer con ansiedad o frustración o ser menos sensible a su hambre o sensación de estar saciado.

Sirve porciones pequeñas para evitar abrumar a tu hijo y darle la oportunidad de que, voluntariamente, pida más.

2. Mantén una rutina

Sirve comidas o tentempiés sobre las mismas horas cada día. Puedes darle leche o jugo de frutas 100% con la comida, pero ofrécele agua entre comidas y tentempiés. Permitir que tu hijo se sienta saciado por el jugo, la leche o los tentempiés a lo largo del día puede disminuir su apetito en las comidas.

3. Sé paciente con los nuevos alimentos

Los niños pequeños a menudo tocan o huelen los alimentos nuevos, incluso podrían llevarse pequeños bocados a la boca y volverlos a sacar. Puede que necesite exposición repetida a un nuevo alimento antes de que dé su primer bocado.

Anímale hablando del color del alimento, de la forma, del aroma y la textura, sin mencionar si está bueno o malo. Sirve los nuevos alimentos junto con su comida favorita.

4. ¡Hazlo divertido!

Sirve brócoli y otras verduras con una salsa que le guste. Corta los alimentos en formas con los moldes para las galletas. Ofrécele alimentos del desayuno para cenar. Sirve una variedad de alimentos con colores brillantes.

5. Haz que tu hijo te ayude

En el supermercado, pídele a tu hijo que te ayude a seleccionar frutas, verduras y otros alimentos saludables. No compres nada que no quieras que coma tu hijo. En casa, anímale a ayudarte a lavar las verduras, a mezclar la masa o a preparar la mesa.

Sept. 06, 2014 See more In-depth