La enfermedad de Alzheimer afecta a todos en la familia — incluyendo a los niños. Tranquiliza a tus niños con explicaciones sinceras y simples sobre esta enfermedad.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Mirar cómo un ser querido progresa a través de las fases de la enfermedad de Alzheimer puede causar miedo aun entre los adultos. Imagina ser niño y esforzarte por entender por qué la abuela actúa de manera tan extraña o no puede recordar quién eres. Infórmate sobre cómo puedes explicar la enfermedad de Alzheimer a tus hijos y confortarlos.

Cuando tus hijos te hagan preguntas, haz the tus respuestas sean simples y sinceras. Por ejemplo:

  • ¿Qué le pasa a la abuela? Explica que el Alzheimer es una enfermedad. Así como los niños se resfrían y a veces tienen dolor de estómago, los adultos mayores a veces tienen una enfermedad que los hace actuar de manera diferente y olvidar las cosas. Puede que se vean igual, pero sus cerebros están cambiando.
  • ¿El abuelo ya no me quiere? Si la persona con la enfermedad de Alzheimer ya no reconoce a tus hijos, se pueden sentir rechazados. Recuérdales que la enfermedad hace que sea difícil para tu ser querido recordar cosas — pero que tus hijos todavía son una parte importante de la vida de la persona.
  • ¿Es mi culpa? Si la persona con la enfermedad de Alzheimer acusa a tu hijo de haber hecho algo malo — como perder una bolsa o las llaves — puede que tu hijo se sienta responsable. Explícale que no tiene la culpa.
  • ¿Se van a contagiar otros miembros de la familia con esta enfermedad? Tranquiliza a tu hijo que la enfermedad de Alzheimer no es contagiosa. Puedes explicarle a un hijo un poco mayor que porque un ser querido tenga la enfermedad de Alzheimer no significa que él u otros miembros de la familia se vayan a contagiar con esta enfermedad.
  • ¿Qué va a pasar después? Si vas a cuidar de la persona con la enfermedad de Alzheimer en tu casa, prepara a tus hijos para los cambios en la rutina. Explícales que tu ser querido va a tener días buenos y días malos. Tranquilízalos y diles que tú los quieres mucho — independientemente de lo que pase en el futuro.

Si tu hijo tiene problemas para hablar de la situación, o se aleja de tu ser querido, habla de esto con él. Pregúntale qué cambios ha notado en el ser querido que tienela enfermedad de Alzheimer. Las observaciones de tu hijo pueden llevar naturalmente a una exploración de sus sentimientos y preocupaciones. Dile a tu hijo que está bien sentirse nervioso, triste o enojado. Quizás quieras compartir si tú también te sientes así a veces.

Para aumentar el entendimiento de tu hijo de la enfermedad de Alzheimer, anímalo a que lea libros apropiados para su edad o que aproveche otros recursos educacionales sobre esta enfermedad.

Puede que tu hijo exprese sus emociones de maneras indirectas. Por ejemplo, puede quejarse de dolores de cabeza u otros problemas físicos. Su atención puede estar fallando en la escuela. Si estás cuidando a tu ser querido en tu hogar, tu hijo puede mostrarse reacio a invitar a sus amigos a venir a casa — o puede buscar maneras de pasar tiempo fuera de casa.

Si notas estos tipos de comportamiento, señálale con gentileza lo que has observado — y ofrécele tu consuelo y tu apoyo. Escucha cuáles son sus preocupaciones, y ayúdale a sentirse seguro al compartir sus sentimientos.

Para ayudar a tu hijo a seguir conectado con la persona que tiene la enfermedad de Alzheimer, haz que los dos participen en actividades familiares — como poner la mesa juntos. También es importante que compartan el tiempo libre. Aun los niños pequeños pueden seguir conectados con un ser querido tiene la enfermedad de Alzheimer mirando colecciones de fotos, escuchando música o haciendo juntos otras actividades simples.

Si tu hijo se impacienta con tu ser querido, recuérdale que el comportamiento no es intencional If your child becomes impatient with your loved one, remind your child that the behavior isn't intentional — es un resultado de la enfermedad. Tú y tu hijo, juntos, enfóquense en encontrar maneras de demostrar a tu ser querido cuánto lo quieren. Aunque tu ser querido olvide el nombre de tu hijo, aún puede experimentar el amor y la bondad.

May 27, 2015