Tatuajes: Entender los riesgos y las precauciones

Los tatuajes se han convertido en una práctica más común que antes; sin embargo, no debes tomar los riesgos a la ligera. Entender las precauciones de seguridad básicas y el cuidado posterior.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Podrás ser el orgulloso dueño de un tatuaje nuevo en cuestión de horas — sin embargo, no permitas que lo fácil del proceso te impida pensar cuidadosamente sobe el arte corporal permanente. Antes de hacerte un tatuaje, asegúrate de que sabes lo que implica y cómo reducir los posibles riesgos.

Cómo se hacen los tatuajes

Un tatuaje es una marca permanente o un diseño hecho en tu piel con pigmentos insertados por medio de punciones en la capa superior de la piel. Normalmente, el artista del tatuaje utiliza una máquina manual que actúa muy parecido a una máquina de coser, con una o más agujas que perforan la piel repetidas veces. Con cada punción, las agujas insertan diminutas gotitas de tinta.

El procedimiento — que se realiza sin anestesia — provoca un pequeño sangrado y dolor de leve a potencialmente significativo.

Conoce los riesgos

Multimedia

Los tatuajes traspasan la piel, lo cual significa que es posible contraer infecciones de piel y otras complicaciones, incluyendo:

  • Reacciones alérgicas. Los pigmentos del tatuaje — particularmente los pigmentos rojo, verde, amarillo y azul — pueden provocar reacciones alérgicas en la piel, como sarpullido en el área del tatuaje. Ésto puede suceder incluso años después de haberse tatuado.
  • Infecciones en la piel. Es posible presentar infecciones en la piel después de haberse tatuado.
  • Otros problemas de piel. A veces salen protuberancias conocidas como granulomas alrededor de la tinta del tatuaje. Tatuarse también puede provocar cicatrices queloides — que son zonas elevadas provocadas por el crecimiento exagerado del tejido de la cicatriz.
  • Enfermedades transmitidas por la sangre. En caso de que el equipo utilizado para crear tu tatuaje esté contaminado con sangre infectada, puedes contraer varias enfermedades transmitidas por sangre — incluyendo tétanos, hepatitis B y hepatitis C.
  • Complicaciones en IRM. Rara vez los tatuajes o el maquillaje permanente provocan inflamación o ardor en las áreas afectadas durante una prueba de resonancia magnética (IRM). En algunos casos, los pigmentos del tatuaje pueden interferir con la calidad de la imagen.

Es posible que se necesite tomar algún medicamento u otro tratamiento en caso de presentar una reacción alérgica a la tinta del tatuaje o si llegaras a desarrollar una infección u otro problema en la piel cercana al tatuaje.

March 06, 2015 See more In-depth