El estrés aumenta cuando decae la satisfacción con tu trabajo. Aquí le damos un vistazo a algunas de las causas de la falta de satisfacción laboral — así como a maneras prácticas de aumentar esta satisfacción.

Escrito por personal de Mayo Clinic

¿Temes empezar la semana laboral? ¿O acaso deseas que el día en el trabajo termine? ¿Ya no te entusiasma tu trabajo?

En una economía con desafíos, puede que no consideres simplemente cambiar de trabajo, pero quizás sí puedas cambiar tu manera de pensar sobre tu trabajo para mejorar tu satisfacción laboral.

Si te sientes algo amargado en el trabajo, tómate un momento para pensar sobre qué te motiva y te inspira, y cómo enfocas tu trabajo. Por ejemplo:

  • Es un trabajo. Si enfocas el trabajo como una tarea, te centras principalmente en la recompensa económica. La naturaleza del trabajo debe de suscitarte poco interés. Lo importante es el dinero. Si un trabajo mejor remunerado aparece, seguramente renunciarás a tu trabajo actual.
  • Es una carrera. Si enfocas el trabajo como una carrera, seguramente estés interesado en avanzar. Tu actual trabajo puede ser un paso que te lleve a tu objetivo final. Lo que es importante es que te vean como un éxito en tu campo.
  • Es una vocación. . Si enfocas el trabajo como una vocación, te centras en el trabajo mismo. Estás menos interesado en la ganancia económica o en el avance en tu carrera y, en cambio, prefieres encontrar un sentido de satisfacción por parte del trabajo.

Ninguno de estos enfoques es necesariamente mejor, y puedes encontrar elementos importantes de las tres perspectivas. Pero no estás satisfecho con tu trabajo, puede ayudarte reflexionar sobre por qué trabajas.

Piensa sobre lo que originalmente te llevó a tu actual trabajo y si puede ser un factor en tu falta de satisfacción laboral. Entender lo que te motiva en el trabajo puede ayudarte a reenmarcar tus expectativas y tomar decisiones para aumentar tu satisfacción.

Sin tener en cuenta por qué trabajas, existen estrategias que pueden ayudarte a darle una nueva vida a tu trabajo. Por ejemplo:

  • Crea nuevos retos. Hazte cargo de un proyecto que te motive y te dé una sensación de control. Empieza de a poco, antes de continuar con metas mayores.Trabajar en algo que te importe puede estimular tu confianza y satisfacción laboral.
  • Enseña a un compañero. Una vez que domines una tarea, puede que la encuentres demasiado rutinaria. Ayudar a un nuevo miembro del equipo o a un becario a aprender otras destrezas puede restaurar el reto y la satisfacción laboral que deseas.
  • Expande tus habilidades.Si te notas aburrido, pregúntale a tu supervisor si puedes capacitarte en múltiples áreas. Quizás podrías formarte para hacer nuevas tareas o tareas adicionales. Si la empresa está lanzando un nuevo proyecto, preséntate como voluntario para formar parte del equipo.
  • Aprende de tus errores. No permitas que los contratiempos afecten tu satisfacción. Cuando cometas un error en el trabajo, aprende de él y vuelve a intentarlo. Si recibes una evaluación que no es exactamente estelar, pide asistir a seminarios o clases para mejorar tu desempeño.
  • Sigue siendo positivo. Usa el pensamiento positivo para volver a enmarcar tus pensamientos sobre el trabajo. Cuando creas que tu trabajo es terrible, frena los pensamientos. Recuerda, todo el mundo tiene días buenos y malos en el trabajo.
  • Sé agradecido. La gratitud puede ayudarte a enfocarte en lo que es positivo de tu trabajo. Pregúntate: “¿Por qué estoy agradecido hoy en el trabajo?”. Aunque sólo agradezcas haber almorzado con un compañero, está bien. Encuentra al menos una cosa por la que estar agradecido y disfrútala.
  • Nutre tu pasión. Si tu satisfacción laboral se ha reducido, pero buscar un nuevo trabajo no es una opción realista, podrías considerar tu actual trabajo como una paga de compensación que te permita centrar tu energía en intereses fuera del trabajo. En ocasiones el trabajo no es más que un medio para disfrutar de aquellas cosas que realmente te apasionan.

Ya tengas un empleo, una carrera o una vocación, puedes tomar medidas para ayudar a que tu trabajo vuelva a tener sentido. Acepta las situaciones laborales complicadas manteniendo una actitud positiva. Sé creativo mientras piensas en formas de cambiar tus circunstancias, o la forma en que las ves. Esto puede ayudarte a manejar tu estrés y experimentar las recompensas de tu profesión.

Sept. 25, 2015