Buenos hábitos de salud en las fiestas: Cómo volver al buen camino

Del estrés diario a las exigencias de las fiestas, cualquier número de obstáculos puede descarrilar tus esfuerzos para mantener buenos hábitos de salud. Dejar el buen camino es normal — lo que realmente cuenta es cómo respondes a los reveses.

By Jenny Vandevelde

Imagínate que estás practicando tus nuevos hábitos de salud, lo estás haciendo muy bien, y nada te va a detener. Vas al gimnasion todos los días después del trabajo, estás durmiendo bien, llevando al trabajo almuerzos saludables, y no visitas la máquina dispensadora de golosinas. ¡Estás disfrutando tu éxito! Hasta que... tu vida cambia. Es la temporada de las fiestas, y tienes que enfrentar los desafíos de viajar, horarios complicados, y tentaciones por todos lados. Además, las reuniones de trabajo tarde en el día han comenzado a remplazar tus sesiones en el gimnasio, y los compromisos personales te dejan tan exhausto que no puedes hacer nada productivo al fin del día.

¿Suena conocido? No te preocupes, que no estás solo. La buena noticia es que hay medidas que puedes tomar para volver al camino hacia la buena salud.

  • Tómate tiempo para reflexionar. Antes que desanimarte cuando no puedes continuar con tu rutina saludable, toma algún tiempo para reflexionar sobre cómo fue que te descarrilaste para poder aprender de la experiencia. Pregúntate "¿Por qué abandoné mis hábitos saludables? ¿Qué podría haber hecho diferente? ¿Cómo puedo aprender de esta experiencia para manejar mejor situaciones similares en el futuro?" Recuerda: ¡cambiar comportamientos es difícil! Quizás necesites hacer varios intentos para determinar qué funciona mejor para ti. Tener un estilo de vida saludable es una larga jornada y vas a tropezar con obstáculos en el camino. La reflexión te da la oportunidad de identificar lo que funciona bien para ti y lo que no, así puedes tener éxito en el futuro.
  • Vuelve a comprometerte a alcanzar tus objetivos. Es fácil meterse en la rutina diaria al punto de olvidar el panorama total. Quizás te convenzas de no ir al gimnasio porque estás muy cansado o tienes que encargarte de un recado después del trabajo. Y luego tal vez te digas que, como ya no estás siguiendo tu rutina, puedes tomarte el resto de la semana libre y no hacer ejercicio. De pronto, una semana sin hacer ejercicio se convierte en dos, y te preguntas: "¿Cómo pensé que podría hacer esto?" o "Ya perdí mi ritmo. No vale la pena volver a intentarlo". No dejes que estos pensamientos negativos te detengan. Por el contrario: haz un plan para volver a comprometerte a alcanzar tu meta original. Escríbela en un papel y ponla en un lugar en donde la veas diariamente y te sirva de recordatorio. Por otro lado, si tus prioridades han cambiado y esta meta ya no es ni realista ni te significa nada, entonces tómate un momento para revisarla hasta que se adecue a tus necesidades actuales.
  • Decide cuál será tu próximo paso hacia la salud. Una vez que hayas reflexionado sobre qué causó que te descarrilaras, y que te hayas comprometido de nuevo o hayas revisado tus metas, será el momento de tomar un nuevo paso hacia la salud. No intentes hacer demasiado de una vez. comienza con una sola cosa que puedas hacer hoy para ayudarte a volver al buen camino. Quizás sea algo tan simple como tomar un vaso grande de agua por la mañana, o dar un paseo breve al fin del día. Empezar de nuevo te creará pensamientos positivos y te acercará a tu meta.

Recuerda: Descarrilarte no significa fracasar. Es una oportunidad importante para aprender, crecer, y descubrir qué hábitos saludables funcionan para ti. Así que la próxima vez que dejes tus hábitos de buena salud, y pienses en abandonarlos del todo, detente y pregúntate: "¿Qué paso puedo dar hoy que me ayude a retomar mis hábitos saludables y a alcanzar mis metas en cuanto a mi salud?" con el tiempo, los pequeños pasos te guiarán a grandes recompensas.

Experimentos

Intenta con estas estrategias para volver a tus buenos hábitos si te descarrilaste.

  • Aprende de los reveses preguntándote: "¿Qué me ha enseñado esta experiencia?¿Podría haber hecho algo diferente? ¿Cómo puedo aprovechar esta exteriencia cuando enfrente situaciones similares en el futuro?"
  • Toma un momento para pensar por qué tu meta es importante para ti. ¿Sigue siendo importante en este momento? Si ya no lo es, cámbiala para que refleje tus necesidades y estilo de vida actuales.
  • Piensa en un paso hacia la buena salud que puedes dar hoy para volver a tu plan. Por ejemplo, si comiste en exceso en una fiesta anoche, perdónate y concéntrate en comer de manera sana hoy.
Dec. 29, 2016 See more In-depth