Cirugía estética: qué debes saber de antemano

La cirugía estética puede ayudarte a mejorar el aspecto, pero no es adecuada para todas las personas. Aprende qué debes tener en cuenta antes de la cirugía, cómo encontrar un cirujano y qué preguntas tienes que hacerle.

By Mayo Clinic Staff

La cirugía estética, una rama de la cirugía plástica que comprende procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos, podría parecer una manera simple de aparentar menos años o mejorar el físico. Si no estás satisfecho con tu apariencia, la cirugía estética podría ayudarte a verte y sentirte mejor.

No obstante, la cirugía estética tiene riesgos y limitaciones. Si estás pensando en hacerte una cirugía estética, estos son algunos datos que tienes que conocer.

Factores a considerar

La cirugía estética cambia tu aspecto alterando o remodelando partes de tu cuerpo que funcionan bien pero que no tienen la apariencia que deseas. Antes de someterte a una cirugía estética, ten en cuenta lo siguiente:

  • Tus expectativas. Espera una mejoría, no la perfección. Si piensas que la cirugía estética te convertirá en una estrella de cine, seguramente te desilusionarás. No creas que una cirugía pueda salvar una relación inestable, hacer que obtengas un ascenso o mejorar tu vida social.
  • Costos. La mayoría de los planes de seguro médico no cubren las cirugías estéticas. El costo varía según el procedimiento, y van desde cientos hasta miles de dólares. También tienes que tener en cuenta el costo de la atención de seguimiento o algún tipo de procedimiento correctivo adicional.
  • Riesgos. Es posible que no te satisfagan los resultados de cualquier tipo de cirugía estética. También es posible que haya complicaciones quirúrgicas, como un exceso de sangrado o infección en la parte donde se realizó la cirugía.
  • Recuperación. Después de una cirugía estética, podrías necesitar días, semanas o incluso meses para recuperarte. Tienes que comprender los efectos físicos que podrían suceder durante la recuperación y de qué manera la cirugía podría afectar ciertos aspectos de tu vida personal y profesional.

Además, si fumas, es posible que el médico te recomiende que dejes el cigarrillo aproximadamente un mes antes de la cirugía y durante la recuperación, para disminuir el riesgo de complicaciones.

Feb. 24, 2016 See more In-depth