Agotamiento laboral: cómo detectarlo y enfrentarlo

Descubre si estás a riesgo de padecer agotamiento laboral y lo que puedes hacer cuando el trabajo empieza a afectar tu salud y felicidad.

By Mayo Clinic Staff

El agotamiento laboral es un tipo especial de estrés: un estado de cansancio físico, emocional o mental combinado con dudas sobre tu competencia y el valorde tu trabajo. Si crees que puedes estar experimentando agotamiento laboral,estudia este fenómeno. Lo que aprendas puede ayudarte a enfrentar el problema y a actuar antes de que afecte tu salud.

¿Podrías estar experimentando agotamiento laboral?

Pregúntate lo siguiente:

  • ¿Te has vuelto cínico o crítico en el trabajo?
  • ¿Te cuesta trabajo ir a la oficina y tienes problemas para empezar una vez que llegaste?
  • ¿Te has vuelto irritable o impaciente con los compañeros o clientes?
  • ¿Te falta la energía para ser consistentemente productivo?
  • ¿Ya no sientes satisfacción por tus logros?
  • ¿Te sientes desilusionado con el trabajo?
  • ¿Estás usando comida, drogas o alcohol para sentirte mejor o simplemente para no sentir?
  • ¿Han cambiado tus hábitos de sueño o tu apetito?
  • ¿Estás preocupado por dolores de cabeza inexplicables, dolores de espalda u otras dolencias físicas?

Si contestaste que sí a cualquiera de estas preguntas, puedes estar experimentando agotamiento laboral. Asegúrate de consultar con tu doctor o profesional de la salud mental. Alguno de estos síntomas también pueden indicar alguna enfermedad, como trastorno de tiroides o depresión.

¿Qué causa el agotamiento laboral?

El agotamiento laboral puede darse como resultado de varios factores, entre los que se incluyen:

  • Falta de control. No poder influir en las decisiones que afecten a tu trabajo — como el horario, las tareas o la carga laboral — podrían llevarte a un agotamiento laboral. También podría hacerlo la falta de recursos que necesitas para hacer tu trabajo.
  • Expectativas laborales inciertas. Si no tienes claro el nivel de autoridad que tienes o lo que tu supervisor o los demás esperan de ti, posiblemente no estés cómodo en el trabajo.
  • Dinámicas disfuncionales del lugar de trabajo. Quizás trabajes con un bravucón en la oficina, te sientas desautorizado por tus compañeros o tu jefe controle de forma excesiva la manera en que haces tu trabajo. Estas situaciones y algunas relacionadas con ellas pueden contribuir al estrés laboral.
  • Incompatibilidad de valores. Si tus valores son distintos a los que usa tu jefe para trabajar o resolver las quejas, las discordancias podrían hacerse difíciles de manejar.
  • Tu trabajo y tú tienen poco en común.Si tu trabajo no encaja con tus intereses o habilidades, puede volverse cada vez más estresante con el tiempo.
  • Actividad a extremos. Cuando un trabajo es siempre monótono o caótico, necesitas energía constante para mantener la atención, lo que puede llevarte a estar fatigado y al agotamiento laboral.
  • Falta de apoyo social.Si te sientes aislado en el trabajo y en tu vida personal, puedes sentirte más estresado.
  • Desequilibrio entre la vida laboral y personal.Si el trabajo requiere tanto tiempo y esfuerzo que no te queda energía para pasar tiempo con tu familia y amigos, puedes agotarte con rapidez.
Sept. 17, 2015 See more In-depth